México.- El operativo fallido para capturar a Ovidio Guzmán López en Culiacán y cómo se ha manejado la información desde entonces ha provocado un malestar al interior del Ejército mexicano, según fuentes castrenses y legisladores de oposición.

El presidente ha minimizado las preocupaciones por la presunta inconformidad que hay al interior de las Fuerzas Armadas con su estrategia de seguridad, pero otros lo ven alarmante.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo a la mañana siguiente del operativo que las acciones habían sido emprendidas por el Ejército con apoyo de la Policía Ministerial de Sinaloa.

Esa tarde del 17 de octubre, las Fuerzas Armadas quedaron rebasadas ante la organización, capacidad de respuesta y armamento del Cártel de Sinaloa. De acuerdo con las cifras oficiales, murió un soldado y hubo cuatro heridos.

Pero no sólo quedaron expuestos los soldados. Las familias, que viven en la Unidad Habitacional Militar, en Culiacán, fueron atacadas durante el operativo y fueron tomadas como rehenes. Debido a esto, se calcula que entre 60 y 140 abandonaron sus casas en la capital sinaloense y se trasladaron a otras ciudades o fueron reubicadas en otras viviendas.

Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional (Sedena), dio a conocer el jueves el nombre de quien coordinó el operativo en Culiacán. Se trata del coronel Juan José Verde Montes, jefe del Grupo de Análisis de Información de Narcotráfico (GAIN) a nivel nacional.

La revelación del nombre del funcionario encendió las alertas de seguridad para él y su familia. El general José Francisco Gallardo Rodríguez declaró que fue un error dar el nombre del responsable del operativo porque lo pone en riesgo.

“No debe dar nombres, porque sino, pone en riesgo a las personas que están actuando ahí, lo pone en riesgo a él y a su familia también”, dijo.

El general Carlos Gaytán Ochoa dio un discurso el 22 de octubre en las instalaciones de la Sedena que fue revelado de manera íntegra por el periódico La Jornada. Con las palabras medidas confirmó que hay malestar al interior de las Fuerzas Armadas.