México. Notimex.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, acusó que "parte de las plazas que se obtienen bajo estos mecanismos", refiriéndose a las protestas de la CETEG, son vendidas y anunció que se investigará dicha acción.

Entrevistado en Acapulco, el mandatario priista justificó el desalojo de maestros de los carriles de alta velocidad del bulevar Vicente Guerrero en Chilpancingo, y de las oficinas de Dirección de Personal de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), que habían sido tomadas desde la mañana.

De acuerdo con Astudillo Flores, la Fiscalía General del Estado ya tiene integradas carpetas de investigación "especialmente por lo de las vías de comunicación y secuestro de trabajadores de la SEG" y adelantó que el gobierno no seguirá entregando nombramientos a docentes "en la medida de que sigan actuando así".

"Parte de las plazas que se obtienen bajo estos mecanismos de presión se venden y eso lo vamos a vigilar (...) Si obtenemos la posibilidad de hacer las denuncias a la fiscalía para que actúe a fondo, esta es una situación que no se puede permitir".

"Se tomó la determinación (desalojo), porque estaban bloqueando la autopista, que es la más importante en el estado y ya llevaban más de dos horas. Segunda: tenían retenidos a personas que trabajan en la SEG, llevaban varias horas que no podías salir", justificó el mandatario.

Entre otros temas señaló que el programa de mejoramiento y rehabilitación de escuelas, que desaparecerá para que el gobierno federal entregue los recursos directamente a padres de familia y maestros, cerrará con alrededor de 2 mil 500 millones de pesos.

De acuerdo con el gobernador de Guerrero, el programa benefició a más de 2 mil escuelas en la entidad.