México.- El helicóptero donde murieron la gobernadora de Puebla Martha Ericka Alonso, su esposo el senador Rafael Moreno Valle y tres personas más “no debió haber volado, debió haber estado en tierra” ya que no era “aeronavegable”, indicó el secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriú.

Al presentar informe del caso, refirió que la pérdida de control del helicóptero se debió "a un ladeo repentino hacia la izquierda que no fue recuperado por el piloto al mando, provocando que el helicóptero se invirtiera en vuelo e impactara con esa configuración contra el terreno”.

Se pudo determinar que el ladeo repentino hacia la izquierda se debió posiblemente a que ambos actuadores lineales de alabeo se extendieron de manera simultánea, sin haber sido comandados”, expuso durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con información de Excelsior