México.-Tras la muerte del astrólogo Walter Mercado, sus seguidores quedaron en incertidumbre al no saber si se continuarían publicando sus horóscopos, que durante años han sido de los más leídos y más buscados en el diario pueroriqueño El Nuevo Día.

“Mi tío dejó el horóscopo terminado hasta enero de 2020 incluyendo sus predicciones para el nuevo año", reveló su sobrina Ivonne Bennet, quien además dijo que al ser parte del grupo de Walter Mercado, ella y sus hermanas se encargarán del horóscopo diariamente con la misma calidad.

Ivonne Bennet comentó que otro de los legados de Walter y uno de sus mayores deseos era que su casa fuera convertida en un museo, por lo que gestionará junto con sus hermanas si es que es posible, “hay que ver, queda en una urbanización, si no, se hará otra cosa la idea es complacerlo”, señaló.

Antes de partir, el astro dejó casi terminado un libro sobre su vida, que su sobrina se encargará de concluir.

Ivonne compartió los últimos días con su tío, quien llevaba dos semanas internado en el Hospital Auxilio Mutuo.

“Él estaba tranquilo, pero llevaba tiempo que no podía ni hablar. Él siempre fue saludable, era nuestro ejemplo a seguir. De momento es que empieza a tener problemas de salud, a deteriorarse... Me queda la satisfacción de que agotamos todos los recursos para ayudarlo. Hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance. Si la salud se regalara yo le hubiera dado la mía.

Deja un legado muy lindo, un ejemplo de amor y de conocimientos. Era el eterno estudiante, se la pasaba leyendo. Era una persona que hizo tanto y dio tanto a Puerto Rico que sé no lo van a olvidar. Le gustaba complacer a todo el mundo. Le alegrada compartir con todas nosotras (sus cuatro sobrinas) estaba tranquilo en términos de que se sentía acompañado hasta el final”.

Walter Mercado será velado el próximo martes 5 de noviembre en la funeraria Puerto Rico Memorial, para luego ser enterrado en el cementerio El Señorial. Sus sobrinas se encargarán del testamento ya que el padre de ellas, Luis Alberto Benett, falleció hace unos meses. Asimismo, cuidarán de Runo, un perro que Walter adoptó luego de aparecerse en la puerta de su casa por varios días.