Ciudad de México.-Un nuevo producto de Escobar Inc, la empresa de Roberto “Osito” Escobar, hermano del difunto capo de la droga colombiano Pablo Escobar, llegó al mercado: un iPhone 11 Pro llamado “Escobar Gold"”.

Este celular es el tercer modelo de smartphone que lanza Escobar Inc, tras los previos lanzamientos del Escobar Fold 1 y Escobar Fold 2, un celular plegable que resultó ser una copia del Samsung Galaxy Fold.

Como lo hizo con Samsung en su momento, publicitando el Escobar Fold con la amenaza de derribar al gigante coreano, el Escobar Gold pretende derrotar a Apple y así es promocionado, invitando a sus compradores a que se unan al “jefe de asesinos” para poner a temblar la empresa de la tecnología.

La diferencia es que esta vez es más directo: el Escobar Gold no esconde que es un teléfono Apple modificado, es más lo deja en claro en su página web, afirmando que es un Iphone 11 Pro con memoria de 256g, pero está enchapado en oro de 24 kilates y customisado con la estética de Pablo Escobar.

Lo que sorprende es su precio: $499 dólares, muy por debajo al precio de mercado en que se obtienen estos smartphones, los cuales pueden llegar a costar nuevos alrededor de USD 1.000. Además, viene en una caja de lujo con su cargador y auriculares Wireless, y el envío a cualquier parte del mundo es totalmente gratuito, lo cual hace aún más sorprendente -y sospechoso- su bajo costo.

De acuerdo con su página web, esta es una edición es limitada y solo hay 2.000 teléfonos disponibles para la venta por lo que exhortan a sus potenciales compradores a aprovechar la promoción rápidamente.

Un detalle para tener en cuenta es que el celular solo puede ser comprado por la página de Escobar Inc y el pago únicamente pude hacerse por medio de transferencia bancaria internacional o por Western Union. Es decir, las opciones más seguras de compra virtual como tarjeta de crédito o paypal en las que el cliente puede pedir su dinero de vuelta ante una eventualidad no están disponibles. El tiempo de envío del producto tampoco está identificado.

Este detalle no es menor ya que con los primeros celulares de Escobar Inc, los dos modelos de Escobar Fold, hay toda una polémica en redes, ya que muchos usuarios han denunciado que nunca les llegó el producto y los únicos teléfonos que se conocen de este tipo en propiedad de terceros son los que la empresa envió como regalo a youtubers para promoción.

Es más, el Escobar Fold ya no es ofrecido en la página de la compañía, alegando una demanda que presentó Samsung y ganó por el uso indebido de su Samsung Fold. Dicha demanda es publicitada como un logro de la empresa de Roberto y se puede encontrar colgada en la web de Escobar Inc.

Siguiendo esta tradición de demandas, este producto también trae la suya a cuestas. Ahora el objetivo es Apple, a quien Roberto Escobar está demandando por la suma de 2,6 mil millones de dólares, según lo reporta el portal TMZ.

En esta nueva batalla legal, el hermano de Pablo Escobar reclama a Apple una violación en la seguridad de sus teléfonos que puso en peligro su vida. De acuerdo con Roberto alguien hackeó su Iphone X y obtuvo a través de la aplicación FaceTime la dirección de su residencia, esto a pesar de que Apple promociona sus smartphones como los más seguros del mercado.

Roberto asegura que tras recibir una carta que amenazaba contra su vida firmada por un individuo de nombre Diego, tuvo que cambiar de residencia e invertir mucho dinero en mejorar su seguridad personal. Sostiene que desde que compró su Iphone X ha sufrido varios intentos de asesinato.

Esta es la supuesta motivación detrás del lanzamiento del Escobar Gold y de su increíble bajo precio, el cual también es promocionado en el dominio www.ripapple.com en el cual afirma que probará como la gente del mundo ha sido estafada por Apple comprando “mierda a precios de locura”.

El Escobar Gold es el último de una serie de cuestionados productos elaborados por la compañía de Roberto Escobar, como un lanzallamas, una criptomoneda o los modelos anteriores de smartphones.

Ninguno de estos productos puede ser adquiridos en la actualidad y dejaron tras de ellos un manto de dudas no resueltas y quejas de usuarios estafados.