México.- El Pelé o el Brother, como  conocen a René Juárez Cisneros en Guerrero, con 62 años de edad y 57 de trabajo, exgobernador, actual coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados, vendió mariscos e hizo mandados a los turistas que visitaban las playas de Acapulco para poder costear los gastos de su infancia y adolescencia.

La situación económica en la infancia de René Juárez Cisneros era tan difícil que tuvo que comenzar a trabajar a los 5 años e intercalar sus estudios de primaria, secundaria y universidad en escuelas nocturnas.

Su “primer gran empleo” como gerente de la taquería El Flaco Libanés lo consiguió a los 16 años; antes de eso, también fue garrotero, lavaplatos y mesero. Pero antes de eso trabajó en un restaurante que se llamaba El Sirocco, que estaba frente al Fuerte San Diego, ahí estuvo tres años: primero, como garrotero, luego como mesero y al final como capitán de meseros. 

El expresidente nacional del PRI revela que es un astrónomo frustrado. Estudió economía y, aunque no se considera bueno en su profesión, volvería a estudiar la misma carrera; sale a trotar por las mañanas en compañía de Milo, un bulldog inglés, es aficionado al futbol, admirador de Pelé y de Roberto Carlos, pero el que canta boleros, cocina de todo, en especial el ceviche, su platillo favorito.

René Juárez revela que su equipo favorito es las Chivas, por el nacionalismo, y que le va al Real Madrid. Ha sido admirados de Pelé. Le encanta el tequila, el buen vino y el champaña, comprárselo de vez en cuando, pero más cuando se lo invitan.