México.- A finales de junio les contamos que supuestamente Emiliano había huido del país y había elegido precisamente la isla caribeña, pues de acuerdo con la columna “Gran Angular” del periódico El Universal, buscaba ingresar a una institución de salud mental para atender una profunda crisis nerviosa que lo tenía devastado a raíz del escándalo de NXIVM.

La columna decía que había otra teoría sobre su “huida” a Cuba y ésta tenía que ver con el hecho de que Cuba “no tiene tratado de extradición con EU y que la intención es evitar a toda costa que la justicia estadounidense lo siente en el banquillo de los acusados. De hecho, ese país e Irlanda albergaron a su padre cuando se autoexilió tras el famoso ‘error de diciembre’ de 1994”.

Luego resultó que no, que Emiliano se encontraba junto con Ludwika en Europa, donde pasaron unas largas vacaciones, que por cierto, valieron varias críticas a la actriz por exhibir el viaje en un momento complicado para su esposo.

Semanas después y ya de regreso a México, Ludwika se presentó en la obra de teatro Las noches con Monina Mistral, y a su salida de la función aseguró que a fin de cuentas, la presencia de su esposo no había sido requerida en Estados Unidos.

“Ha sido un proceso difícil. Afortunadamente esta situación ya se resolvió en los tribunales de Estados Unidos. Ya se aclaró. Y pues a Emiliano no lo mandaron ni a declarar y no lo mencionaron. Estamos tranquilos y contentos de que esto ya se aclaró, hay un proceso en donde todavía faltan cosas por resolver pero bastante bien", reveló la actriz a su salida del Teatro Milán, donde un grupo de reporteros la esperaban.

“Ha sido un momento duro y amargo para nosotros, para todos. Creo que lo más importante es aclarar que tanto yo como Emiliano estamos en contra y repudiamos cualquier acto de violencia y cualquier acto de denigre a cualquier ser humano”, expresó la actriz.