México.- De acuerdo con la Dirección General de Epidemiología, en 2019 se registraron 536 mil 642 casos de hipertensión arterial en la población mexicana.

Dicha cifra representa un incremento de seis por ciento en comparación con el año 2018 cuando se reportaron 60 mil 200 casos, destacó en el Boletín Epidemiológico más reciente.

Esta enfermedad se caracteriza por aumentar la presión con la que el corazón bombea sangre a las arterias, para que circule por todo el cuerpo. Y aunque no se cura, sí puede ser controlada, informó el Instituto Mexicano del seguro Social (IMSS).

En el último año los mayores casos de hipertensión arterial se presentaron en el Estado de México y la Ciudad de México, con 49 mil 786 y 37 mil 892, respectivamente. En ambas entidades la población femenina fue la más afectada.

La mayoría de las personas que padecen esta enfermedad lo desconocen debido a que no siempre produce síntomas. En algunas ocasiones, sin embargo, puede haber dolor de cabeza intenso, mareo, zumbido de oídos, visión borrosa y tobillos hinchados, mencionó el IMSS. El sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de presión arterial alta; además de subir los niveles de glucosa en la sangre, colesterol, triglicéridos y ácido úrico, lo que dificulta que la sangre fluya por todo el cuerpo.

En el mundo se estima que existen más de mil millones de personas con hipertensión; sin embargo, en México esta cifra es de aproximadamente 30 millones.