Ciudad de México.- Los Países Bajos prohibieron el sábado al ministro de Asuntos Exteriores turco volar a Rotterdam mientras se extiende por Europa una disputa muy sensible sobre la campaña de Ankara entre los emigrantes turcos para recabar apoyos a favor de conceder nuevos poderes al presidente Tayyip Erdogan.

El anuncio se produjo horas después de que el ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, dijera que los Países Bajos estaban tratando a los ciudadanos turcos como rehenes al obstaculizar su contacto con Ankara.

El Gobierno holandés citó como motivos para retirar la autorización de aterrizaje el orden público y las preocupaciones de seguridad. Sin embargo, dijo que la amenaza de Cavusoglu horas antes sobre sanciones políticas y económicas si le retiraban el permiso hizo imposible la búsqueda de una solución razonable.

Cavusoglu tenía previsto viajar a Rotterdam para obtener apoyos entre la comunidad turca de cara al referéndum del próximo mes sobre si ampliar los poderes del presidente Tayyip Erdogan, un tema potencialmente divisivo en Turquía. Las autoridades municipales dijeron el viernes que prohibían el mitin.

El ministro dijo el sábado que volaría de todos modos, y se esperaba que apareciera en el consulado turco, como lo hizo cuando las autoridades de Hamburgo le prohibieron hablar la semana pasada.

"Si mi visita va a aumentar las tensiones, que así sea", dijo a CNN Turk. "¿Qué daño causará mi visita? Soy un ministro de Asuntos Exteriores y puedo ir a donde quiera".

El primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo que aunque Países Bajos y Turquía podrían buscar "una solución aceptable", Turquía no estaba respetando las reglas relativas a las reuniones públicas.

Con informacion de Radio Fórmula