México.-Un hombre en China sufrió el peor día de su vida tras despertar y encontrarse con que le habían cortado el pene horas antes durante una salida casual a beber con sus amigos.

El hombre de 44 años, identificado por su apellido Tan, se despertó a la mañana siguiente con un dolor agudo y sangrado severo antes de darse cuenta de que alguien con "una herramienta afilada" le había cortado el miembro viril, según los medios locales.

Su asombrada familia lo llevó a varios hospitales que se negaron a recibirlo ya que no contaban con especialistas, finalmente llegaron al hospital Xiangya en Changsha y los médicos lograron coserle el pene cortado de nuevo casi 15 horas después de haber sido cortado.

El incidente tuvo lugar en la ciudad de Huaihua en la provincia de Hunan, sur de China, a principios de este mes. Según el portal local Sanxiang City Express, el Sr. Tan salió con amigos la noche del 7 de mayo.

Bebió casi medio litro de Baijiu, un tipo de vino de arroz chino fuerte con un contenido promedio de alcohol de 45 por ciento.

El señor Tan se emborrachó tanto que perdió el conocimiento poco después. Pero a la mañana siguiente, se despertó en su casa gritando cuando se dio cuenta de que alguien le había cortado el pene a unos dos centímetros (0.78 pulgadas) de su raíz.

El pene cortado estaba colgando de su cuerpo conectado con un pequeño trozo de piel.

El Dr. Wu Panfeng del Departamento de Microcirugía de Mano del hospital, quien fue el encargado de atenderlo, dijo que su equipo pudo reparar la uretra, los tejidos esponjosos y los vasos sanguíneos del hombre.

Según un cirujano del hospital, el hospital formó un equipo especial con expertos de varios departamentos, que lograron suturar el pene del paciente después de una operación quirúrgica de siete horas.

El doctor Wu Panfeng, dijo que el pene del Sr. Tan recuperó la irrigación sanguínea una semana después del procedimiento. Asimismo, esperaba que el Sr. Tan pudiera orinar por sí solo en dos o tres semanas.

"Después de eso, nos uniremos a especialistas en urología y psicólogos para tratar al paciente y ayudarlo a lograr una vida sexual normal", dijo el Dr. Wu.

Aunque el Sr. Tan resultó gravemente herido, decidió no llamar a la policía.

Su hermano dijo a los reporteros que el Sr. Tan no hablaría sobre el asunto mientras se recuperaba en el hospital.

El hombre también se negó a decirle a su familia quién podría haberle quitado el pene y sus posibles motivos.