México.-Aubrey Trail, de 52 años, atentó contra su vida cortándose la garganta durante su juicio por homicidio, en Nebraska, Estados Unidos.

La jueza del tribunal explicaba que el hombre estaba acusado de asfixiar y desmembrar a una joven en complicidad con su novia, Bailey Boswell, quien también enfrenta un proceso penal.

Mientras escuchaba esto, el acusado se levantó de su asiento y gritó: “Bailey es inocente y los maldigo a todos”. Acto seguido se cortó la garganta con un objeto desconocido.

Oficiales y paramédicos corrieron a auxiliarlo y lo trasladaron inconsciente a un hospital, donde se desconoce su estado de salud aunque se confirma que sobrevivió.

El caso por el que se juzga a Aubrey Trail y Bailey Boswell, data de diciembre de 2017 cuando fue hallado el cuerpo desmembrado de Sydney Loofe en bolsas de basura. Sus órganos no fueron encontrados.

La joven de 24 años de edad había sido reportada como desaparecida por su mamá después de conocer a Boswell a través de Tinder. Al interrogar al novio de esta última, confesó que la había asfixiado ‘accidentalmente‘ con una extensión de cable como parte de una fantasía sexual.

En su confesión de los hechos, Trail aseguró que la joven de 24 años accedió a cumplir las fantasías sexuales de él y su novia a cambio de un pago, pues ella tenía urgencia de dinero. “No hubo nada ilegal, fue todo consensuado”, expuso.

Pero para la Fiscalía General de Nebraska, la actuación de la pareja de novios fue premeditada, pues según sus investigaciones, tenían la intención de “tener sexo, torturar y matar” a Loofe, a quien eligieron como reemplazo de dos mujeres con las que habían tenido actos sexuales intensos.

“Esto es más que un asesinato en primer grado. Este fue un secuestro planeado para matar a Sydney Loofe”, expuso Sandra Allen, de la oficial del fiscal.

De ser hallados culpables, Trail y Boswell podrían recibir la pena de muerte.