Iguala, Guerrero.-La tarde del pasado martes un par de hombres armados con pistolas irrumpieron en un templo cristiano-evangélico, en esta ciudad y despojaron de sus pertenencias de valor a todos los feligreses que ahí se encontraban alabando al Señor.

El templo se ubica en la calle Matamoros número 140, en el centro de esta ciudad.

Los facinerosos armados con sendas pistolas gritaron a los hermanos: ¡Que nadie se mueva, el que haga algo se muere!. ¡No estamos jugando!...

Acto seguido el par de lacayos de Satanás, siempre con sus amenazantes pistolas, quitaron teléfonos celulares, aretes, esclavas, cadenas de oro y dinero a cada uno de los religiosos.

Luego del atraco, llegaron al lugar de los penosos hechos los policías estatales. Fueron alertados mediante una llamada de auxilio al teléfono de emergencias 911.

Los policías declararon que los hermanos cristianos no presentarán denuncia de lo ocurrido en la Agencia del Ministerio Público porque “todo lo dejan en manos de Dios”.

Algunas de las víctimas manifestaron que esta no es la primera vez que los asaltan, que ya son varias las veces que hombres armados irrumpen en su templo y los atracan.