Ciudad de México.-Potenciada o no por los estragos de una pandemia, la inseguridad alcanzó a uno de los atletas paralímpicos más importantes de nuestro país: Pedro Rangel.

El nadador que cuatro veces ha subido a un podio en la máxima justa deportiva denunció un robo con violencia a la casa de sus padres en la colonia Miravalle, en Guadalajara.

El pasado martes, Don Pedro, padre del exitoso deportista, y otro hijo suyo recibieron la visita de dos delincuentes que, con arma blanca y arma de fuego, los amedrentaron y amagaron con hacerles daño, si no cedían a entregar varias pertenencias.

"Yo pienso que fue porque estas personas conocen algo de mi trayectoria, ubicaron el domicilio de mis papás y seguramente pensaron que tenían algo de valor, pero ellos son personas humildes de la tercera edad, que viven al día", dijo el paratleta.

Y es que, a pesar de su laureado paso por las albercas del mundo, admite: "Ellos venden piercings y e inciensos en un tianguis, no tienen coche. Ni siquiera yo tengo gran solvencia económica. Me retiraron los apoyos de Fodepar por quedar segundo, no primero, en los Parapanamericanos del año pasado".

Los ladrones se llevaron dos televisiones, un teléfono celular, algo de dinero que Don Pedro tenía en su cartera y una cadena de oro que el campeón de los 100 metros braza en Beijing 2008 le dio a sus progenitores como obsequio por sus bodas de oro. Aun tras acudir a las instancias pertinentes, el hecho, ante la ley, es manejado como un "supuesto asalto".

Aunque es consciente de que estos sucesos se presentan a menudo, el hombre que está acostumbrado a nadar contra corrientes de adversidad —y reconoce que sus entrenamientos se han visto afectados por la distracción—, se aferra a la idea de que la delincuencia no debe percibirse como un elemento de la cotidianidad.

"Me niego a aceptar una realidad de estas características, a verlo como una normalidad; no es creíble que ahora ni el hogar sea un lugar seguro. Hago un llamado a la sociedad a no quedarse de brazos cruzados y cuidarnos entre todos", sentenció.