Ciudad del Vaticano, 17 de abril. El papa Francisco celebrará en Roma el próximo 2 de mayo una misa especial en honor del beato Junípero Serra, fraile español que evangelizó a indígenas en México y fue apóstol de California, hoy Estados Unidos.
Según revelaron a Notimex fuentes del Vaticano, la mañana de ese sábado Francisco visitará la sede del Pontificio Colegio Norteamericano ubicado sobre el monte Gianicolo, a pocos metros de la plaza de San Pedro. Con esa misa se cerrará la Jornada de Reflexión titulada Fray Junípero Serra: Apóstol de California, testigo de santidad, cuya finalidad es ayudar a difundir la vida, la misión y el testimonio de Serra, así como la devoción a él. La llegada del líder católico está prevista poco antes del mediodía, y la misa, a las 12:15. Concelebrarán con él cardenales, arzobispos y obispos no sólo de Estados Unidos, sino también de América Latina. Al final saludará a cada uno de los presentes y regresará a la residencia de Santa Marta, en El Vaticano. La Jornada comenzará temprano, con el saludo y la introducción a cargo de James Checchio, rector del Colegio, quien hablará del próximo viaje apostólico a Estados Unidos, previsto para septiembre, y durante el cual el papa Francisco declarará santo a Serra. Seguirá una ponencia sobre la figura del fraile, que impartirá Vincenzo Criscuolo, relator general de la Congregación para las Causas de los Santos. José Gómez, arzobispo de Los Ángeles, hablará de Las raíces cristianas de América, y Guzmán Carriquiry, secretario encargado de la vicepresidencia de la Pontificia Comisión para América Latina, de La canonización de fray Junípero Serra a la luz de la exhortación apostólica Ecclesia in América. El encuentro concluirá con la conferencia del caballero supremo de los Caballeros de Colón, Carl Anderson, sobre Nuestra Señora de Guadalupe, madre y guía de fray Junípero, patrona del continente americano. “En septiembre próximo, Dios mediante, haré la canonización de Junípero Serra, en los Estados Unidos, porque fue el evangelizador del oeste de los Estados Unidos”, dijo el Papa el 15 de enero pasado, mientras volaba de Sri Lanka a Filipinas. Pocos días después, en el trayecto Filipinas-Roma, aclaró: “Me gustaría ir a California para hacer la canonización de Junípero Serra, pero el problema es el tiempo. Se necesitan dos días más. Pienso hacer la canonización en el Santuario de Washington. Es algo nacional. Creo que en Washington, en el Capitolio, hay una estatua de Junípero. Creo que es allí”. En efecto, el fraile de origen español es la única figura de origen hispano con presencia en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio, sede del Poder Legislativo de Estados Unidos. En esa galería, cada Estado de la nación tiene dos personajes ilustres que lo representan. California propuso al fraile, cuya efigie se encuentra en el pasillo principal. Nacido el 24 de noviembre de 1713 en la villa de Petra de Mallorca, España, Serra viajó de Cádiz a la Nueva España, actual México, en 1749. Prestó servicio en el Colegio de Misioneros de San Fernando de la capital mexicana antes de ser enviado a la Sierra Gorda de Querétaro. En la misión de Santiago Xalpán se dedicó a evangelizar indígenas pames durante nueve años y luego regresó a la ciudad de México, desde donde partió con destino a la Alta California encabezando un grupo de 16 frailes, en julio de 1767. Como responsable religioso de la zona, fray Junípero impulsó la creación de varios pueblos misión. Al momento de su muerte, el 28 de agosto de 1784, los nueve asentamientos por él establecidos acogían a unos 5 mil 800 nativos, la mayoría de ellos bautizados. De estas poblaciones surgirían, con el paso del tiempo, las grandes ciudades de California, como Los Ángeles, San Diego, San Francisco y Sacramento. Andrés Beltramo Álvarez, Notimex