México.- Entre mayo de 2018 y abril de 2019 se registró un aumento de 30% en el robo de vehículos en Puebla y Guanajuato, entidades donde también creció el hurto de combustible para venderse de manera ilegal, conocido como huachicol.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) explicó que en estos estados, el segmento con mayor afectación es el de transporte de carga, tanto pick-ups como camiones de equipo pesado, pues 60% de los robos en Puebla y 45% en Guanajuato, fueron de este tipo de vehículos.

Ante ello, el director general de AMIS, Recaredo Arias, dijo que “el robo de automóviles es el primer eslabón para toda una cadena de ilícitos posteriores, lo cual tiene afectación a todos los ciudadanos, aun cuando no sean los propietarios de los autos robados”.

AMIS informó que los vehículos de equipo pesado más robados fueron: tractocamión de Kenworth; tractocamión de Freightliner; caja seca de semirremolques; tractocamión de International; y Dolly de semirremolques.

“Este fenómeno afecta a la economía formal, con altos impactos en el traslado de mercancías y a toda la cadena productiva”.

“Situación que las empresas no aseguradas tienen que reconocer como pérdidas económicas, lo que influye en los costos de producción”, afirmó Arias.

Mientras que las marcas de vehículos ligeros con el mayor número de reportes de robo son: NP300/Pick up (Nissan), con 5 mil 799 unidades robadas; Tsuru (Nissan), con 5 mil 515; Versa (Nissan), con 3 mil 863; Aveo (General Motors), con 2 mil 828, y los camiones Kenworth, con 2 mil 718 casos.

No obstante, a escala nacional, el robo de vehículos asegurados cayó 1.2%, en el último año.