México.-La Policía Federal realizó un operativo en el panteón San Isidro ubicado en la alcaldía de Azcapotzalco, en la Ciudad de México, luego de que se reportara actividad sospechosa vinculada al robo de hidrocarburos.

El cementerio está ubicado en la colonia Santa Lucía y fue cerrado al público para dar paso a la investigación.

Durante el operativo, que se realizó la tarde de este sábado, se detectó que al interior de lo que aparentaba ser una capilla, había un túnel que conducía a una toma clandestina.

De acuerdo con la Policía federal, el túnel tenía ocho metros de largo por 60 de ancho y se conectaba a un poliducto de Pemex.

Al lugar acudieron expertos de Petróleos Mexicanos para cancelar el ducto, mientras los uniformados federales resguardaban la zona.

Hasta el momento, las autoridades no reportan personas detenidas.