Ciudad de México.- Procesado como Hugo “N”, por el presunto secuestro de tres trabajadores de Cemex en Huixquilucan, Estado de México, en 2018, el líder de la Confederación Libertad de Trabajadores de México (CLTM), Hugo Bello Valenzo enfrentará su caso en libertad.

Esto, debido a que cumplió con las medidas cautelares impuestas por una jueza adscrita al Juzgado de Control de Tlalnepantla, las cuales incluyeron el depósito de 2.5 millones de pesos; se le colocó un localizador electrónico y se le prohibió salir del país hasta que dure el proceso penal en su contra.

El sábado 15 de agosto por la tarde se celebró una audiencia en la sala de Juicios Orales y de Control del Penal de Barrientos y se retomó el domingo 16. Ahí, la jueza valoró los datos de prueba ofrecidos por la defensa de Hugo “N” sobre su presunta responsabilidad en el secuestro de estas tres personas, indicó la FGJEM.

La investigación se cerrará el 12 de septiembre de 2020, añadió.

El 12 de agosto la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bloqueó las cuentas bancarias del líder sindical por haber realizado diversas operaciones irregulares, en varios estados, donde estaban involucradas seis personas físicas y cuatro morales vinculadas a Hugo “N”.

De acuerdo con una ficha laboral elaborada por abogados laboralistas su nombre completo es Hugo Bello Díaz Valenzo. Es originario de Guerrero, tiene 56 años. Se dedicaba a la albañilería y a la plomería, no se le conoce escolaridad alguna y se le ubica como originario de la alcaldía Iztapalapa en la Ciudad de México.

Sus antecedentes en el activísimo sindical se remontan a los años ochenta, cuando se inicia como ayudante del dirigente sindical de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) de la Ciudad de México, Roberto Mendoza León, indicó.

Fue con Mendoza León con quien aprendió a obtener contratos y registros sindicales y formó un grupo de golpeadores que ponía al servicio del mejor postor y consiguió aliarse con Juan López Bazán, de la CROC; Isauro Mendoza sobrino de Rosario Mendoza, de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) y la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en el Estado de México, con Esteban Saravia y Luis Bañuelos de la CTM; así como con Filiberto González López, creador del grupo de choque “Los Filis”, señaló.

En los años noventa se “independizó” y comenzó a crecer comprando registros sindicales o de plano robándolos a dirigentes que antes fueros sus aliados o cómplices. Inició relaciones en la Junta Local de Conciliación de la Ciudad de México y hacia el año de 1998 extiende su poder a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje al adquirir registros de sindicatos nacionales, añadió.

Entre otros tiene el Sindicato Libertad de Trabajadores de la Industria Alimenticia en General de la República Mexicana con dirección en av. Cuauhtémoc número 1475, despacho 5, en la colonia Santa Cruz Atoyac. Registro Federal número 5531. De igual manera ha obtenido el registro de los así denominados: Sindicato Libertad del Transporte Federal y Sindicato Libertad de la Construcción, apuntó.

Se mencionó que otros aliados han sido Salim Kalkach, de la CROC, Abel Domínguez, de CTC, Benito Mirón, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Fernando Salgado, de CTM y Joel Ortega, exdirector del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México, relató.

“Aunque se debe anotar que sus aliados son intermitentes pues son variables dependiendo de sus intereses de coyuntura sindical, política y de región geográfica”, apuntó.

En el caso del Estado de México ha sido relacionado con la CTC que dirige de manera vitalicia Abel Domínguez Rivero, destacó.