Chilpancingo, Guerrero.- El líder del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y diputado local, Heriberto Huicochea Vázquez, llamó a los aspirantes a sucederlo en la presidencia del tricolor, a esperar los tiempos legales ante su posible dimisión para centrarse en los trabajos legislativos.

Señaló que pese a no tener definido si dejará la presidencia del CDE del PRI, ha tenido conocimiento de que al menos una decena de sus compañeros priistas han levantado la mano para relevarlo.

Los priistas que suenan para liderar al partido son el excandidato a diputado local, César Armenta Adame, el exdiputado Héctor Vicario Castrejón, el excoordinador de la campaña de José Antonio Meade en Guerrero, Armando Soto Díaz, y la excandidata a la alcaldía de Chilpancingo, Beatriz Vélez Núñez.

Huicochea Vázquez asumió el cargo en enero de 2017, junto con Gabriela Bernal Reséndiz, quien fue designada como secretaria general del PRI en Guerrero.

Posteriormente, el líder del tricolor junto con su homólogo de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, se colaron en las listas de candidatos plurinominales al Congreso del Estado y el pasado 1 de septiembre tomaron protesta como diputados.

“Yo lo que he dicho y a lo mejor es algo que aceleró un poco las cuestiones, es que dije y lo he platicado con algunos compañeros del partido en mis giras de trabajo, que por supuesto, que mi ocupación en el Congreso, en las comisiones, eso me da pie a que tengo de dedicarme de tiempo completo a esas actividades y habría que pensar en hacer un relevo”, señaló.

Huicochea Vázquez aclaró que su nombramiento como presidente del partido, tras haber culminado el proceso electoral, no es demandante y por lo tanto no es urgente que la renovación en el partido pueda acelerarse.

“Hay que esperar, en el momento en que yo renuncie entonces sí arrancan, hay un tiempo que te marca la convocatoria y entonces tú ya te puedes registrar, es como estar, por decirlo de una manera, zopilotear el cargo”, refirió.