Chilpancingo, Guerrero.- Sin una meta clara de ahorro, el Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) aprobó este jueves un plan de “racionalidad y disciplina presupuestaria”, con el que se pretende reducir gastos excesivos en material de papelería, combustibles y alimentos.

El presupuesto del órgano electoral para el presente año, fue de 283 millones 445 mil pesos, de los cuales, 144 millones son destinados al gasto corriente del instituto, incluido los conceptos de servicios personales, suministros y salarios.

Las medidas de disciplina financiera, serían aprobadas desde hace un mes, sin embargo, el acuerdo fue retirado del orden del día para una mayor argumentación, y finalmente se aprobó este miércoles por unanimidad.

Bajo Palabra dio a conocer que en el presupuesto de este año, el órgano electoral destinó cinco millones 480 mil pesos para el servicio de alimentación de su personal. Y ahora el concepto será disminuido, y solo se entregará a trabajadores que desarrollen actividades fuera de horario laboral.

Las medidas de racionalidad tienen que ver con reducir la contratación de servicios de telefonía móvil, los servicios de asesores, los gastos de papelería y hasta los llamados “Coffee Break”.

El plan de austeridad, contrasta con los salarios de los consejeros electorales, a quienes se les ha cuestionado tener un sueldo cercano a los 90 mil pesos, sin transparentar el resto de sus ingresos, como bonos y estímulos.