Guerrero.- Tras registrarse casos de acoso y hostigamiento sexual al interior del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), el órgano aprobó en comisiones una adjudicación directa a una empresa que se encargará de evaluar las “prácticas laborales”.

En 2018, la Unidad Técnica de Igualdad de Género y no Discriminación realizó un estudio, que arrojó cinco casos de acoso sexual, entre los cuales los trabajadores señalaron haber sido objeto de insinuaciones y hasta tocamientos de superiores.

Bajo Palabra reveló en septiembre de 2018, los resultados de dicho estudio realizado el segundo semestre del año pasado a alrededor de 205 trabajadores de diversas áreas administrativas.

Un año después de que se ventilaran los sucesos, no ha habido sanciones contra algún funcionario o trabajador del órgano electoral. Además de que ninguna denuncia fue ratificado en el “buzón de quejas”, que fue abierto tras los incidentes.

La empresa Centro de Normalización y Certificación de Productos A. C., será la encargada de evaluar las prácticas laborales y de no discriminación, para la obtención de la certificación Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015, y cobrará un estimado de 32 mil 533 pesos.