Acapulco, Guerrero.- Hasta el día de hoy, ni partidos políticos ni ciudadanía de Guerrero, ha denunciado formalmente a la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, por la promoción de sus aspiraciones políticas desde el cargo que ocupa.

Consultada vía telefónica, la Consejera del Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC), Vicenta Molina Revueltas, consideró -de forma personal-, que estaría incurriendo en un delito electoral, toda vez que no hay evidencias del uso de recursos públicos para postularse.

"Los pronunciamientos que ha hecho, como una aspiración, no creo que afecte, el problema sería que ella buscara recursos públicos para postularse, para promoverse, es decir que hiciera el pago de una promoción especializada", indicó.

Agregó que hasta el momento, el órgano electoral no podría hacer un pronunciamiento específico al tema, debido a que formalmente no existe alguna denuncia por parte de ningún ente, sobre las acciones de Román Ocampo.

"De acuerdo con los principios de imparcialidad que tiene el IEPC, es necesario que exista una denuncia expresa de algún partido político o en su caso de algún ciudadano, que considere que se están haciendo publicaciones que infrinjan la ley electoral".

Reiteró que al día de hoy, no tienen evidencias que indiquen al IEPC, que se deba iniciar una investigación o un procedimiento contra la promoción de Adela Román, "para ello los ciudadanos y los partidos políticos tienen a su favor, para poder interponer un procedimiento".