Chilpancingo, Guerrero.- Los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), emprendieron una campaña de desprestigio en contra de Morena, luego que denunciaran irregularidades del Consejo General, informó su representante ante ese organismo, Sergio Montes Carrillo.

En entrevista telefónica, Montes Carrillo dio a conocer que bajo el falso argumento de que Morena solicitó la revisión de los expedientes de todos los trabajadores del instituto, cinco administrativos fueron despedidos porque presuntamente no cumplían con el perfil, lo que el representante partidista calificó como “terrorismo laboral”.

Explicó que la intención de los consejeros es desprestigiarlo y poner en su contra a los trabajadores del instituto, esto luego de que Morena presentó una denuncia en su contra ante el Instituto Nacional Electoral (INE) por irregularidades financieras, omisiones en la aplicación de sanciones y nepotismo.

Montes Carrillo recordó que en su denuncia no pidió que se investigara a toda la base trabajadora, sino solo dos casos: el del encargado de oficialía electoral, que es esposo de la presidenta Marisela Reyes Reyes; y la titular de la dirección Jurídica Liliana Ramírez Eugenio, quien es sobrina de la consejera, Alma Delia Eugenio Alcaraz.

“A partir de mi denuncia hay un clima de terrorismo laboral ahí en el IEPC, donde a todos los empleados les están aplicando una revisión en sus expedientes, argumentando que de acuerdo a la denuncia del representante de Morena todos deben ser revisados y el que no cumpla el perfil pues a correrlo, y  eso no es cierto”.

Dijo que se están revisando los expedientes desde los trabajadores de intendencia hasta los que tienen cargos de primer nivel, y que a partir de esas revisiones se han despedido a cinco administrativos.

“La representación de Morena no se mete con la nómina de los empleados, estamos denunciando la promoción indebida de dos casos nada más y ellos (los consejeros) están argumentando con los empleados, están aplicando con los empleados un terrorismo laboral diciéndoles que si no cumplen con el perfil se van porque así lo pidió el representante de Morena y eso es totalmente falso”.

Montes Carrillo indicó que el actuar de los consejeros electorales es contradictorio, pues al revisar los expedientes de los trabajadores, para ver si cumplen o no con el perfil para la actividad que desempeñan, reconocen “tácitamente” que no lo hicieron cuando contrataron al personal, lo que también es una irregularidad.

“¿Qué no revisaron sus perfiles antes? Eso es una acción que en lugar de hacerlos quedar bien, los hace quedar mal ¿Por qué se ponen a revisar a todos los empleados? ¿Qué no se supone que lo hicieron desde cuando iniciaron? ¿O como los contrataron?”, cuestionó.

 -¿Cree que esta situación tenga que ver con el crecimiento de Morena rumbo a 2018?- se le preguntó.

-“Claro que tiene que ver eso. Mira, los consejeros tienen filias y fobias. A Morena no le interesa la fobia que le tienen en el Consejo General, ese es su problema, lo que Morena pide es que los consejeros hagan las cosas bien, porque ellos van a ser árbitros y como tal tienen que jugar. No me importa si tienen filias priistas, si tienen filias panistas, si tiene filias perredistas, eso no nos importa, lo que queremos es que esas filias y esas fobias no intervengan en su trabajo profesional”.