Guerrero.- El Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) presentará un programa de austeridad, en el que se plantea la reducción de gastos de alimentación, gasolinas, telefonía celular, energía eléctrica y agua potable, sin embargo, no se contempla una reducción salarial.

La nueva política de gasto y disciplina presupuestaria del órgano electoral de Guerrero iba a ser turnada al pleno el pasado lunes para su discusión y, en su caso, aprobación. Sin embargo, el tema fue retirado del orden del día de último momento.

En los últimos meses, se ha cuestionado el actuar de los integrantes del Consejo General, quienes no han transparentado temas relacionados con salarios y prestaciones. Solo se ha informado que el salario meto mensual ascienda a unos 90 mil pesos al mes.

Se ha cuestionado al IEPC por mantener una partida de 62 mil pesos, que, aunque es una cantidad baja, se destina para gastos de lavandería sin más especificaciones.

También cuentan con otra bolsa, para realizar mejoras a las áreas verdes del edificio, que, aunque no cuentan con dichas áreas, se le destina 85 mil pesos.

Uno de los planteamientos en el proyecto de acuerdo, es que habría una "restricción permanente" en cuanto a la contratación de personal, salvo casos específicos donde se justificara el ingreso de nuevos trabajadores.

A partir de ahora, el Consejo General del IEPC tendría la atribución directa de asignar tarjetas o vales de despensa a trabajadores. Además, de que se señala que los empleados deberán hacer uso racional de material de papelería y útiles de escritorio.

Otro de los puntos es limitar los gastos de impresión, así como disminuir al "mínimo" la organización de los llamados "coffee break".

El pleno del IEPC plantea disminuir los gastos de energía eléctrica y el uso responsable de agua potable, para ello plantea dar indicaciones a los trabajadores para apagar equipos de cómputo y verificar fugas de agua.

Bajo Palabra dio a conocer que el órgano electoral destinó cinco millones 480 mil pesos para el servicio de alimentación de su personal. Pará disminuir ese gasto, ahora sólo se otorgarán alimentos a aquellos trabajadores que desarrollen actividades fuera del horario laboral.

También se especifica que no habrá incremento a gasolinas y lubricantes para la flota de vehículos del órgano electoral, sin embargo, para este rubro el instituto desembolsa alrededor de siete millones 796 mil 550 pesos.

Solo se agrega que, a partir de la aprobación del acuerdo, el funcionario que resguarde un vehículo se hará responsable de reparaciones básicas, así como de verificar que la unidad se encuentre en óptimas condiciones.

Entre otras cosas se contempla disminuir la contratación de servicios de telefonía móvil y, de manera progresiva, abrir paso a su cancelación.

Aunque no se dan más detalles, otro de los puntos es recortar los servicios de asesores, y contratar solo a "dispensables" y de cuyos servicios sean justificadas con base en el presupuesto del presente año.