México.- La Iglesia Católica impulsará este año la campaña para que sus fieles aporten el diezmo, un apoyo económico que será destinado a financiar la atención médica de sacerdotes eméritos que “ha aumentado considerablemente”, de acuerdo con su publicación semanal Desde la fe.

En su primer editorial de este año, la revista de divulgación de la Arquidiócesis Primada de México, reconoció “las dificultades, tareas y responsabilidades de cada fiel cristiano”, pero insistirá en que cada uno aporte ‘una colaboración especial’ en la medida de sus posibilidades.

“Para iniciar el año, con propósitos claros y posibles, bien cabe recordar que cada fiel en el sostenimiento del trabajo de la iIglesia, pues gracias a su colaboración es posible llevar adelante obras de apostolado, caridad, vocacional […]

“El diezmo es una oportunidad especial de calibrar la seriedad con que asumimos nuestra fe, que no sólo consiste en esperar recibir de Dios bendiciones medidas en abundancia material, sino en corresponder, apoyando a la Iglesia para que realice el plan de Dios”, señala el editorial.

En ese sentido, la Arquidiócesis propone que el diezmo se traduzca, no en la décima parte de los ingresos de cada fiel —como la palabra lo indica—, sino que se pueda ajustar a la aportación de un día de salario o de las ganancias de un comercio.

Para ello, el Arzobispado informó que los apoyos económicos se pueden hacer vía transferencia o depósito bancario a dos cuentas con las que cuenta, directamente en la Curia —ubicada en la Ciudad de México— o en los sobres para el diezmo que reparte cada parroquia.