#Orbis

Iglesia de San Diego se declara santuario para inmigrantes en EU

Las personas que han recibido órdenes de deportación y cuyos casos están siendo revisados pueden pedirle a la iglesia que los acepte para que estén protegidos.

Por Redacción, 2018-04-04 10:23

México, Notimex.-La Primera Iglesia Unitaria Universalista, que tiene sedes en Hillcrest y Chula Vista, en el sur de California, anunció que funcionará como un santuario para los inmigrantes que están tratando de luchar contra sus casos de deportación en los tribunales estadunidenses.

“Esta no es una decisión política. Esta es una crisis humanitaria que hemos creado, y debemos responder a ella”, dijo la reverendo Kathleen Owens, ministra principal de la iglesia, cuya junta decidió someter la idea a la congregación en marzo pasado, cuando fue aprobada con el 93 por ciento de los votos.

Sin embargo, Owens aclaró que “ser una iglesia santuario no significa que cualquier persona que trate de evitar la aplicación de la ley de inmigración pueda aparecer y vivir allí”. Las personas que han recibido órdenes de deportación y cuyos casos están siendo revisados pueden pedirle a la iglesia que los acepte para que estén protegidos y así evitar que pasen ese tiempo de espera en detención o sean deportados antes de que hayan terminado de apelar sus casos.

“Santuario es una herramienta que ralentiza el proceso de deportación (…) Santuario está ofreciendo ayuda humanitaria para garantizar que se respeten los derechos” de los migrantes, resaltó la líder religiosa. Un grupo de revisión decidirá quién puede vivir en la iglesia.

La sede de la Iglesia Unitaria Universalista en Hillcrest tiene una habitación en la que una persona o familia podría vivir, así como una espaciosa área comunitaria, donde un grupo de estudiantes de secundaria suele reunirse los domingos, cuando los adolescentes escucharon sobre los planes de la iglesia, ofrecieron el espacio. Las personas que vivan en la habitación tendrían acceso a duchas y una cocina.

Los voluntarios ayudarían a la persona o familia a obtener alimentos o lavar la ropa, ya que no podrían abandonar la sede de la iglesia. Aunque la iniciativa ha tenido un apoyo mayoritario, no todos los miembros de la iglesia estuvieron de acuerdo. La iglesia había votado dos veces en el pasado, una vez en los años 60 y otra vez en los 80, para convertirse en un santuario, pero la congregación se opuso en ambas ocasiones.

Owens consideró que las circunstancias son diferentes esta vez y explicó que la gente comenzó a percibir el tema de las deportaciones en un nivel más personal después de que un miembro de la iglesia regresó a su país de origen en lugar de esperar bajo detención para ver si había una manera de quedarse en el país. Esta no es la primera vez que una iglesia de San Diego se involucra para proteger a los inmigrantes.

A mediados de la década del 80, los líderes religiosos crearon una red de santuarios para ayudar a los migrantes de América Central. A fines de marzo pasado, el diario The Washington Post contabilizó unos 40 casos de inmigrantes que vivían en iglesias para evitar la deportación.

Debido a un memorando de 2011 sobre “ubicaciones sensibles”, los oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en general no realizan arrestos en lugares como iglesias, escuelas y hospitales.

#Orbis

Trump revela contactos directos “de alto nivel” con Corea del Norte

Según el Washington Post, el director de la CIA -y futuro secretario de Estado- Mike Pompeo efectuó una visita secreta a Pyongyang durante la cual se reunió con Kim Jong Un hace unos días.

Por Redacción, 2018-04-18 10:25

AFP.- El presidente Donald Trump confirmó este martes que han existido contactos del “más alto nivel” entre Washington y el líder norcoreano Kim Jong Un, mientras se planifica el próximo encuentro entre ambos.

El mandatario estadounidense dio además su “bendición” a conversaciones de paz dirigidas a poner fin a la guerra en la península coreana.

Según el Washington Post, el director de la CIA -y futuro secretario de Estado- Mike Pompeo efectuó una visita secreta a Pyongyang durante la cual se reunió con Kim Jong Un hace unos días.

Ni la Casa Blanca ni la CIA confirmaron, sin embargo, esa información.

Desde su lujosa residencia en Mar a Lago, Florida, donde recibió al primer ministro japonés Shinzo Abe, el presidente estadounidense se refirió a “cinco lugares posibles” para el encuentro, que tendrá lugar en junio “si todo sigue bien”.

“Nos respetan. Los respetamos. Llegó la hora de hablar, de resolver los problemas”. dijo. “Hay una posibilidad real de resolver un problema mundial. No es un problema de Estados Unidos, Japón u otro país, es un problema de todo el mundo”, insistió.

Interrogado acerca de la eventualidad de que la cumbre tenga lugar en Estados Unidos, dijo “no”, sin otra precisión.

Los funcionarios de la Casa Blanca no han adelantado nada, pero los posibles lugares de reunión podrían estar en China, en Corea del Norte, en Corea del Sur o en Panmunjom, la zona desmilitarizada entre ambas naciones.

Panmunjom fue el lugar donde se firmó el armisticio coreano en 1953 y donde se celebrará la cumbre del 27 de abril entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

La Casa Blanca señaló además que Trump no había estado en contacto directo con Kim, contrariamente a lo que el mandatario parecía haber dicho poco antes al responder a una pregunta al respecto.

Trump agradeció por otra parte a su par chino Xi Jinping por su papel en este asunto y saludó su “firmeza” en cuanto al intercambio comercial de Pekín con Pyongyang. China es el principal aliado del régimen norcoreano, pero ha aplicado las sanciones decididas por Naciones Unidas contra el régimen de Kim.

“Mi bendición”

“La gente no se da cuenta de que la Guerra de Corea no ha terminado. Está ocurriendo ahora mismo. Y ellos están discutiendo ponerle fin”, dijo también el mandatario estadounidense. “Tienen mi bendición para discutir eso”.

Con estos comentarios, Trump parecía confirmar que las conversaciones entre Corea del Norte y del Sur previstas para el 27 de abril podrían abordar un posible tratado de paz, que sería un importante reemplazo al armisticio firmado en 1953.

Al comando de las Naciones Unidas dirigido por Estados Unidos, China y Corea del Norte son signatarios del acuerdo de medio siglo de antigüedad, pero la mayoría de los expertos coinciden en que Corea del Sur probablemente tendrá que ser signataria de cualquier acuerdo sucesor.

Estos anuncios de Trump en cierto modo eclipsaron las conversaciones bilaterales con su colega de golf Abe, en las que ambos líderes esperaban suavizar sus diferencias en materia comercial y mostrar un frente unido ante Corea del Norte.

“Donald, usted ha demostrado su determinación inquebrantable”, dijo Abe, elogiando efusivamente a Trump por su manejo de la crisis norcoreana.

Le agradeció además por aceptar abordar el tema de japoneses secuestrados en Corea del Norte, un importante asunto doméstico.

El año pasado, Trump y Abe estrecharon relaciones cuando jugaron una ronda de golf en Palm Beach y se reunieron luego cerca de Tokio.

El miércoles, tendrán algo de tiempo libre para dedicarse otra vez al golf.

“Este es un encuentro muy importante, hay en juego muchos asuntos clave”, dijo Larry Kudlow, principal asesor económico de Trump. “Abe es amigo del presidente Trump y creo que el entorno general será positivo”.

Pero ambos están padeciendo mucha presión en sus respectivos países. El índice de aprobación de Abe languidece en su nivel más bajo en años y Trump, de su lado, está sumido en controversias y crisis domésticas demasiado numerosas para enumerarlas.

En medio de este panorama, Trump ha tomado una línea dura en su promesa de reescribir los términos globales del comercio para favorecer a su país.

Tras la decisión de establecer aranceles al acero y el aluminio, Trump aceptó exenciones para los principales aliados de Estados Unidos. Excepto Japón.

Para Abe, quien tuvo desde la elección de Trump una cierta complicidad con este atípico presidente, la píldora es amarga.

Kudlow advirtió que, si bien “Japón es un gran amigo y aliado”, “tenemos ciertas asperezas respecto a algunos asuntos comerciales que esperamos limar”.

#Orbis

Muere Barbara Bush, esposa y madre de dos expresidentes de EU

Fue esposa del expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush y madre del también exmandatario George W. Bush.

Por Redacción, 2018-04-18 10:19

AFP.- Barbara Bush, esposa del expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush y madre del también exmandatario George W. Bush, falleció este martes, en medio de una oleada de alabanzas y reconocimientos de miembros de la clase política estadounidense.

“Barbara Bush falleció el martes 17 de abril de 2018 a los 92 años”, asegura el comunicado difundido por Jim McGrath, portavoz de su marido y quien el domingo ya había dicho que la mujer había decidido suspender su tratamiento médico y recurrir a cuidados paliativos.

Los detalles sobre su funeral serán indicados más adelante, precisó el martes McGrath, destacando que a la anciana le sobreviven su marido por 73 años, cinco hijos, 17 nietos y siete bisnietos. Su otra hija, Robin, murió de leucemia siendo muy pequeña.

George H.W. Bush tiene “el corazón roto por perder a su amada Barbara”, dijo el jefe de personal del expresidente, Jean Becker, en un texto.

“Él sostuvo su mano todo el día y estuvo a su lado cuando (ella) dejó esta buena Tierra”, aseguró sobre el exmandatario estadounidense, de 93 años y cuya salud también ha estado débil en los últimos tiempos.

Mientras los mensajes en honor a la vida de Barbara Bush se iban sumando, el presidente Donald Trump se refirió a ella como “defensora de la familia estadounidense” y ordenó que las banderas ondeen a media asta -en edificios públicos y otras dependencias- hasta el atardecer del día en que sea enterrada.

“Entre sus grandes logros estuvo reconocer la importancia de la alfabetización como un valor fundamental de la familia que requiere de cuidado y protección”, dijo Trump.

“Será ampliamente recordada por su fuerte devoción al país y a la familia”.

Barbara Pierce nació en junio de 1925 en el estado de Nueva York y conoció a George H.W. Bush a los 16 años, tres años antes de contraer matrimonio con él.

Tuvieron seis hijos, entre ellos George W. Bush, presidente de Estados Unidos de 2001 a 2009, así como Jeb Bush, quien fue gobernador de Florida de 1999 a 2007 y aspirante para las primarias republicanas para la Casa Blanca en 2016.

Su esposo dirigió el país entre 1989 y 1993.

“Fuerza de la naturaleza”

Su hijo George W. Bush informó también en un comunicado de la muerte de su madre, evocándola como “una primera dama fabulosa y una mujer como ninguna otra”. “Te voy a extrañar, pero sé que te volveremos a ver”, dijo.

Mientras que su otro hijo, Jeb, escribió: “Soy excepcionalmente privilegiado por ser hijo de George Bush y la excepcionalmente amable, sociable, alegre, divertida, amorosa, firme, inteligente y graciosa mujer que fue esa fuerza de la naturaleza llamada Barbara Bush”.

“Barbara nos inspiraste a todos para ser la mejor versión de nosotros mismos”, dijo también Orrin Hatch, el senador republicano con más años de servicio.

Por su parte el antecesor de Trump, Barck Obama y su esposa Michelle dijeron que siempre estarán “agradecidos con la señora Bush por la generosidad que ella tuvo con nosotros en todo el tiempo que estuvimos en la Casa Blanca”.

“Pero estamos aún más agradecidos por la forma en que vivió su vida, como un testimonio de hecho de que el servicio público es una vocación importante y noble; como un ejemplo de humildad y decencia que refleja el mejor espíritu de Estados Unidos”, agregaron.

La exsecretaria de Estado Madeleine Albright, la primera mujer que ocupó esa posición bajo el mandato del expresidente Bill Clinton, recordó a Barbara Bush como “una mujer de increíble determinación, ingenio y compasión, que encarnó los mejores valores de Estados Unidos”.

Bush se ganó una reputación por su firmeza, su humor irónico y su manera directa de hablar.

Preguntada en 2010 sobre la exgobernadora de Alaska, Sarah Palin, quien quiso ser vicepresidenta en 2008, Barbara Bush dijo en una entrevista: “Estuve sentada a su lado una vez, pensé que era bonita, y que es muy feliz en Alaska y espero que se quede ahí

#Orbis

Mujeres víctimas de esterilizaciones forzadas en Japón buscan justicia

“Durante años me pregunté por qué fue esterilizada, y el año pasado me enteré de que fue forzada a ello”, relató una víctima.

Por Redacción, 2018-04-18 10:11

AFP.- Junko Iizuka aún recuerda bien el día en que la llevaron al hospital para esterilizarla, y cómo se despertó en la cama con una enorme cicatriz en el vientre. Era adolescente y no sabía lo que estaba pasando.

Como miles de japonesas -16.500 según estadísticas oficiales- esta septuagenaria, que cuenta su historia bajo pseudónimo, sufrió una esterilización forzada a los 16 años en el marco de una ley dirigida a personas discapacitadas y que estuvo vigente hasta 1996.

No fue consciente de lo que había sucedido hasta tiempo después, cuando escuchó a sus padres hablar de la operación.

“Ahí empecé a angustiarme”, recuerda al recibir a la AFP en su pequeña propiedad de Sendai, en el norte de Japón.

Sin disculpa oficial

El texto, instaurado en 1949, permitía a los médicos esterilizar a personas con discapacidades mentales hereditarias, con el objetivo de “impedir el nacimiento de niños con capacidades reducidas”. En países como Alemania y Suecia hubo leyes similares de eugenesia.

Unas 8.500 personas fueron operadas bajo su consentimiento, según las autoridades, aunque algunos juristas consideran que fueron “forzadas de facto”, a través de la presión ejercida sobre sus familias.

Dos años antes, la madre adoptiva de Junko Iizuka la había internado en un establecimiento especializado, aunque nunca se le diagnosticó una discapacidad mental.

Su padre biológico le confesó que unos responsables locales “le presionaron en varias ocasiones” para que firmara el documento que autorizaba la operación, cuenta.

Junko Iizuka se casó y adoptó un niño, pero lamenta no haber podido tener nunca un hijo biológico.

“Quiero que me devuelvan lo que perdí, pero sé que nunca podré volver atrás. Lo que siento es más fuerte que un simple lamento”, reconoce.

Hace 20 años que Junko Iizuka intenta ante los diferentes gobiernos que se reconozca el trauma que sufrió, pero la respuesta siempre es la misma: el procedimiento era legal en aquel momento, por lo que no podrá recibir ninguna disculpa ni compensación.

“Violación de los derechos humanos”

Es el mismo discurso que escuchó Michiko Sato al defender a su cuñada Yumi, esterilizada cuando era adolescente. Las dos mujeres hablan también bajo pseudónimo.

“Me metí en esta lucha pero, sinceramente, siento un gran vacío cuando me pregunto ‘¿Por qué debemos luchar cuando es una violación evidente de los derechos humanos?'”, dice Michiko con indignación.

Se enteró de la situación de su cuñada hace 40 años, al casarse con 19 años con el hermano de Yumi, entonces de 18.

“Durante años me pregunté por qué fue esterilizada, y el año pasado me enteré de que fue forzada a ello”.

Cuando era pequeña, Yumi tenía problemas de aprendizaje debido a una anestesia que le pusieron de bebé. Aunque su incapacidad no era hereditaria, fue esterilizada igualmente.

Con ayuda de Michiko presentó una demanda contra el gobierno reclamando disculpas y una indemnización, algo inédito en el país.

Años de sufrimiento

Esta denuncia llevó a otras víctimas a salir de la sombra. Como un hombre de 70 años que escuchó hablar del caso de Yumi Sato y se dijo “¿No es lo mismo que me sucedió a mi?”.

“Sufro desde hace años por esta cuestión”, reconoció hace poco a la prensa bajo condición de anonimato.

Se casó unos años después de ser esterilizado, pero no se atrevió a hablarle de ello a su esposa hasta poco antes de su muerte, en 2013.

“Sufría cuando veía a mi esposa con hijos de otras personas en brazos”, recuerda.

El gobierno pidió al tribunal rechazar la denuncia de Yumi Sato, indicó el abogado de esta última, Koji Niisato. Pero en marzo un grupo de diputados se comprometieron a estudiar posibles compensaciones a las personas afectadas.

Las víctimas y sus abogados consideran que las cosas avanzan demasiado despacio.

“La gente está envejeciendo. Por favor, avancen rápidamente”, reclamó en marzo ante los diputados Junko Iizuka, quien lucha contra un cáncer de mama.