Chilpancingo, Guerrero.- Salvador Rangel Mendoza, obispo de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, anunció la reapertura de las iglesias en estas ciudades para este lunes, cerradas desde hace más de dos meses por la pandemia del Coronavirus (Covid-19).

En entrevista este domingo, el prelado católico dijo que la reapertura se realizará con todas las medidas sanitarias para evitar que siga creciendo el número de personas contagiadas y fallecidas por esa enfermedad viral.

"Tenemos que acatar lo que nos están ordenando las autoridades sanitarias, debemos ser responsable todos, porque las autoridades sólo nos están coordinados. Si la ciudadanía no pone lo suyo seguirán los casos”, advirtió.

En el caso específico de las celebraciones liturgias, entre estas las dominicales, detalló que se colocarán en la entrada de los templos gel antibacterial; seguirá suspendido el saludo de paz que fue sustituido por la reverencia, mientras que la sagrada comunión (hostia) se dará en la mano y no en la boca, como dispuso en un primer momento la Diócesis, tras la aparición de la pandemia.

"La religión es el consuelo y el psicólogo de las personas, por lo que tendremos que empezar con mucha prudencia”, expuso Rangel Mendoza.

De acuerdo con el líder religioso, el número de personas infectadas y muertas por Covid-19 irá en aumento porque continúa la aglomeración de personas en los mercados, calles y otros espacios públicos.