México.- La Secretaría de Gobernación, presentó el protocolo para que iglesias, agrupaciones y asociaciones religiosas preparen su reapertura de manera gradual, ordenada y cauta.

La Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos indica que los centros religiosos solo podrán abrir en semáforo naranja para un aforo del 25 por ciento; en semáforo amarillo del 50 por ciento y al pasar a color verde se podrán llevar a cabo misas y reuniones con normalidad aunque con medidas de sanidad.

Para la población vulnerable, mayores de 60 años o personas con enfermedades crónico degenerativas, solo podrán acudir a estos espacios a partir de semáforo amarillo.

La Secretaría de Gobernación precisó que la autoridad responsable de cualquier determinación de reapertura o reinicio de actividades es la autoridad federal a través de la Secretaría de Salud.

Indicó que las actividades de culto religioso podrán ser reanudadas en fechas distintas, lo que dependerá de la evolución de la epidemia por COVID-19 en México, por lo cual, la fecha podrá variar entre entidades federativas y municipios.

Dijo que es una responsabilidad compartida de la federación, los estados y municipios la implementación de dicha estrategia, de acuerdo a las características particulares de cada uno de ellos.