Chilpancingo, Guerrero.- A pesar de que el semáforo epidemiológico para Guerrero continúa en color rojo por el alto número de contagios y fallecidos por Covid-19, en Chilpancingo fueron reabiertos algunos espacios públicos, sin que se vigile el cumplimento de las medidas de seguridad sanitaria.

En un recorrido realizado este domingo, la mayoría de las cintas que acordonaban la alameda central "Francisco Granados Maldonado" para evitar aglomeraciones fueron retiradas, por lo que las personas transitan en el lugar con normalidad.

En la plazoleta del tradicional barrio de San Mateo, en esta ciudad, también fueron quitadas las cintas de precaución de color rojo y amarillo que habían sido colocadas hace casi dos meses.

La mayor parte de las personas que transitan libremente por ambos espacios públicos no usan cubrebocas y omiten la aplicación de la "sana distancia", medidas que fueron extendidas hasta el 30 de junio en el estado.

Lo mismo ocurre con clientes y comerciantes del andador Zapata, pese a que estos últimos se habían comprometido a implementar todas las medidas sanitarias al momento de reabrir sus negocios.

Guerrero continúa en semáforo rojo por el Covid-19 al acumular 5 mil 139 casos positivos y 858 decesos por esta enfermedad viral hasta este mediodía día, de acuerdo con el titular de la Secretaría de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos.

Tan sólo en Acapulco hay 2 mil 993 infectados y 474 defunciones, mientras que en Chilpancingo la cifra de contagiados llegó a 554 y la de muertos alcanzó los 82.