México.- La presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Esmeralda Arosemena de Troitiño, consideró que es necesario reconducir las investigaciones sobre el caso Ayotzinapa para garantizar que quienes estuvieron involucrados en los hechos “no queden libres de los procesos legales”.

Al finalizar una reunión extraordinaria con la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia para el caso Ayotzinapa, la comisionada señaló que aunque en algunos casos las declaraciones y confesiones fueron obtenidas a través de métodos de tortura, “no implica que estas personas pueden quedar libres porque les da la gana”, como ha ocurrido con 77 presuntos involucrados en la desaparición de los estudiantes.

“Si las investigaciones se inician como fruto del árbol envenenado, de una manera ilegal, ilegitima no pueden ser consideradas, ese es un principio de protección de derechos humanos, el derecho de que usted no puede ser torturado por nada ni por nadie, ahora eso no implica que estas personas pueden quedar libres porque les da la gana, hay fórmulas y estrategias de una reconducción de una investigación, a eso es a qué nos lleva”, planteó.

En ese sentido, confió que la próxima semana ya se tenga una fórmula metodológica para que dos integrantes del antiguo Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI) -entre los que podrían estar Claudia Paz y Paz Carlos Martín Beristain- puedan integrarse al grupo de trabajo.

“Los padres de familia sienten que los expertos van a coadyuvar con la Fiscalía General de la República que tiene la responsabilidad institucional de la investigación, entonces yo creo que es un material que puede ser de utilidad por qué necesitamos otra fórmula porque los padres de familia insisten en acelerar el tema de la investigación y entrar en un proceso de impulso”, comentó.