Acapulco, Gro.- Un camillero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero, se encadenó a la entrada principal de las oficinas de la delegación estatal de la dependencia, ubicadas en la avenida Cuauhtémoc del municipio de Acapulco; denuncia anomalías en el sector salud y el retiro del bono covid prometido por el gobierno federal.

Eduardo Molina Hernández, criticó que el sindicato al cual pertenece maneja millones de pesos en recursos, por lo que consideraba injusto que les quiten el dinero otorgado.

Exigió que el bono les sea entregado de manera inmediata ya que al igual que sus compañeros todos los días arriesgan su vida para atender a pacientes diagnosticados con Covid-19.

En una protesta simultanea, más de 200 empleados del sector salud entre médicos, enfermeros (a) y camilleros se manifestaron a las afueras del hospital Vicente Guerrero que actualmente atiende a pacientes diagnosticados con coronavirus; exhibieron su inconformidad por el descuento salarial aplicado en la quincena del 31 de mayo.

Los descuentos salariales van de los 6 hasta los 9 mil pesos, aún cuando el bono covid solo corresponde al 30 por ciento.

"Sin el dinero no tenemos manera incluso de comprar el material para protegernos", finalizaron.