México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) extiende a todo el país la investigación a las delegaciones estatales que utilizan recetas falsas, tras encontrar a finales de abril más de 60 mil documentos de este tipo en un Hospital de Torreón, Coahuila.

“Es necesario combatirlo, necesitamos la receta electrónica para rastrear las medicinas que se entregan y sean exactamente las que necesita un paciente y no se dé ni de menos ni de más”, destacó el director general Germán Martínez Cázares.

Al clausurar, en el municipio de Ario de Rosales, la Jornada Quirúrgica, Bienestar de Ginecología Oncológica, el funcionario federal aseguró que en cuanto se tengan los primeros resultados, éstos se darán a conocer, como ocurrió con la primera investigación que llevaron a cabo.

“El IMSS no es corrupción, también es generosidad, y eso también hay que decirlo, tiene lados oscuros, no lo niego, pero tiene lados muy luminosos como éste (el de las jornadas quirúrgicas)”, agregó.

Germán Martínez anticipó que en el caso de Torreón, Coahuila, el daño económico por el robo de medicamento, a través de la falsificación de recetas médicas, asciende a unos 300 millones de pesos.

A finales de abril una investigación interna del IMSS evidenció el robo de medicamento y tratamientos contra la diabetes, cáncer y VIH, mediante el uso de recetas presuntamente falsas.

Durante su gira de trabajo por Michoacán, el director general del IMSS respaldó que sea la Secretaría de Hacienda quien haga la compra de medicinas para vigilar que sea a un precio justo y la cantidad correcta.

Hace unos días, Martínez también solicitó a Hacienda la liberación de mil 400 millones de pesos, luego de que se paralizara el programa IMSS-Bienestar “por razones administrativas”.