Acapulco, Guerrero.- La obra millonaria del Puente Elevado de la Vía Rápida ayer fue inaugurada pese a que se encuentra sin concluirse en su totalidad.

En una visita realizada a esta obra, que costó más de 40 millones de pesos, se pudo observar muros inconclusos, con varillas y bordes sin terminar; también le falta pintura en unas zonas y con algunos accesos abiertos.

El área podría convertirse en un albergue delincuentes y drogadictos; actualmente ya hay ambulantes que bajo el puente venden frutas y legumbres.

La obra, recién inaugurada, ya presenta algunos daños, pues el asfalto se encuentra con chipotes lo que provoca que los conductores no manejen adecuadamente.