México.- Pese al aumento de homicidios, otros delitos se han mantenido en la misma cantidad o han ido a la baja.

Las cifras muestran que 29 delitos mostraron una disminución en junio con respecto al mes anterior.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) informó que la incidencia delictiva total arroja una disminución de 5.34 por ciento.

La incidencia delictiva pasó de 180 mil 379 delitos en el mes de mayo a 170 mil 738 durante el mes de junio.

Según el SESNSP, la tendencia en crecimiento, principalmente en los homicidios dolosos, viene de años atrás.

Sin embargo, se puede observar una desaceleración en este incremento en los últimos siete meses.

De acuerdo con el porcentaje de variación, comparando mayo contra junio del presente año, 16 estados muestran un decremento importante en el número de víctimas de homicidio doloso.

Por ejemplo en Jalisco, Nayarit y Yucatán que mantuvieron los mismos números.

Mientras que los estados de Baja California Sur, Campeche, Coahuila y Durango, presentaron una disminución de 50 por ciento o más en este ilícito.

El SESNSP explicó que siguiendo este mismo comparativo de junio con respecto al mes de mayo, los delitos que registraron una disminución de sus índices fueron: abuso sexual, acoso sexual, aborto, allanamiento de morada, amenazas contra el medio ambiente, daño a la propiedad, despojo, extorsión, falsedad, falsificación, homicidio.

En este último caso de homicidio se considera la suma total de homicidios dolosos y culposos.

También disminuyeron hostigamiento sexual, incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar, lesiones, narcomenudeo,

Otros delitos del fuero común que bajaron fueron delitos contra el patrimonio y delitos contra la familia.

También disminuyeron el rapto, robo, secuestro, tráfico de menores, trata de personas, violación equiparada, violación simple, violencia familiar.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó estadísticas preliminares sobre homicidios en México durante 2018.

El INEGI reportó que se registraron un total de 35 mil 964 homicidios en México durante 2018.

Mientras que el SESNSP registró 33 mil 755 víctimas de homicidio doloso en ese año, lo que representa una diferencia de 2 mil 209 homicidios menos.

La SESNSP detalló el modo en que recaba los datos. Dijo que parten de las averiguaciones previas o carpetas de investigación.

Dichas carpetas son reportadas por las Procuradurías Generales de Justicia y Fiscalías Generales de las entidades federativas, en el caso de los delitos del fuero común.

En el caso de los delitos del fuero federal por la Fiscalía General de la República.

Por el contrario, el INEGI recolecta información para generar la estadística de defunciones registradas en las Oficialías del Registro Civil.

También recaba datos de las Agencias del Ministerio Público (cuadernos estadísticos de defunción) y en los Servicios Médicos Forenses (certificado de defunción).

El Secretariado publica la información de manera mensual y, además, admite ajustes o actualizaciones.

Por su parte, las cifras del INEGI se reportan al año de haber ocurrido y no están sujetas a actualizaciones.

Esta circunstancia no significa que se desestime la tendencia de los índices delictivos.

La SESNSP finalizó señalando que las instituciones del Gobierno de México han sumado todas sus capacidades para trabajar en una estrategia integral.

Dicha estrategia está enfocada en erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia, garantizar empleo, educación, salud y bienestar.

También en actuar con pleno respeto a los derechos humanos, lo que se suma al despliegue de la Guardia Nacional, con el fin de restablecer la paz y seguridad de las y los mexicanos.