Ciudad de México.-Al parecer siguen presentándose casos de personas que no creen en el coronavirus, covid-19, pues a pesar de las alertas que se han manado en todos los países por parte de autoridades, organismos de salud y medios de comunicación, existen personas que siguen organizando fiestas o reuniones que ponen en peligro la vida de más de uno.

Tal es el caso de un hombre de Texas, Estados Unidos, que sin importar la pandemia decidió organizar una fiesta para celebrar el nacimiento de su nieto. Festejo que desencadeno contagiados y hasta una persona muerta.

Se trata de Tony Green, quien decidió organizar una fiesta para celebrar el nacimiento de su nieto, así que para festejarlo a lo grande invitó a 14 asistentes, los cuales terminarían contagiados del covid-19. Aunque esto no sólo quedó ahí, pues además de los múltiples contagios, una persona perdió la batalla ante esta enfermedad.

De acuerdo con medios locales, fue una mujer la que murió, mientra que otra se encuentra en estado crítico. Todo por la idea errónea de que el coronavirus no existe o que es una historia para –como dicen las teoría conspirativas– mantenernos ‘encerrados’.

El organizador de la fiesta, Green, tiene 43 años. Es ferviente seguidor de Donald Trump y cuando surgió lo de la pandemia, acusó a los medios de comunicación de “crear pánico y provocar un colapso económico” con el tema del coronavirus.

“Con gran prisa, comencé a pronosticar la sopa de letras sobre esta 'estafa". Creía que el virus era un engaño. Creía que los principales medios de comunicación y los demócratas lo usaban para crear pánico, colapsar la economía y destruir las posibilidades de Trump de ser reelegido”, explicó a Dallas Voice.

La fiesta se llevó a cabo el pasado 13 de junio sin ninguna medida sanitaria. En ésta acudió su familia, sus padres, suegros y otros invitados. Según medios estadunidenses, al festejo también llegaron varias personas de Austin, una de las ciudades con severos problemas de contagios. Los síntomas del coronavirus no tardaron mucho en hacerse presentes, pues a sólo días de la celebración comenzaron a sentirse mal.

Fue ahí cuando Tony se dio cuenta de su error y para otro medio estadunidense comentó lo siguiente: “No puedo evitar sentirme responsable de convencer a nuestras familias de que era seguro tener una reunión", agregó para Dallas Voice.

La fiesta se llevó a cabo el pasado 13 de junio sin ninguna medida sanitaria. En ésta acudió su familia, sus padres, suegros y otros invitados. Según medios estadunidenses, al festejo también llegaron varias personas de Austin, una de las ciudades con severos problemas de contagios. Los síntomas del coronavirus no tardaron mucho en hacerse presentes, pues a sólo días de la celebración comenzaron a sentirse mal.

Fue ahí cuando Tony se dio cuenta de su error y para otro medio estadunidense comentó lo siguiente: “No puedo evitar sentirme responsable de convencer a nuestras familias de que era seguro tener una reunión", agregó para Dallas Voice. Tony también presentó los síntomas del covid-19, estuvo a punto de tener un derrame cerebral; sin embargo pudo salir adelante y vencer al coronavirus.