Ciudad de México.-La estadounidense Serena Williams, octava de la clasificación mundial, debutó con victoria en el US Open ante su compatriota Kristie Ahn, 96 del ranking mundial, por 7-5 y 6-3 en una hora y 21 minutos de juego en la pista Arthur Ashe, la principal de Flushing Meadows.

Ahn le peleó hasta el final el primer set a Williams, que lo terminó amarrando por 7-5 rompiéndole el servicio en el último juego. Serena sentenció el juego con un 6-3 en la segunda manga sin necesidad de la energía que le suele proporcionar la afición neoyorquina, que este año no puede apoyar a su estrella desde las gradas por culpa del coronavirus.

El ambiente "es tranquilo, pero es un estadio tan grande y la atmósfera es de un Grand Slam. Asique, por otro lado es intenso", explicó la menor de las Williams tras el partido. Con su victoria ante Ahn, la exnúmero uno del mundo lograba la victoria 102 en el torneo, siendo la tenista que más tiene, ya que batió la marca en la Era Open de su compatriota Chris Evert, que logró 101 partidos ganados en el último Grand Slam del año.

Eso sí, Evert se retiró con una derrota menos (12) de las que suma Serena. La próxima rival de la estadounidense será la rusa Margarita Gasparyan, 117 del mundo y verdugo de la puertorriqueña Monica Puig por 6-3, 6-7 (0) y 6-0.

Serena espera poder seguir avanzando en el torneo y tener una nueva oportunidad de alzar su título número 24 de Grand Slam, para de este modo alcanzar a la australiana Margaret Court, quien tiene récord absoluto en títulos de torneos de esta categoría.

Serena no incrementa su cuenta desde el Open de Australia 2017, cuando logró el que era el 23. Además, de ganar en Nueva York, se quedaría como la tenista con más títulos aquí en la Era Open, rompiendo el empate que mantiene en estos momentos con Evert, con seis cada una de ellas