Nueva Delhi, (Notimex).- India anunció hoy que tomará "todas las medidas diplomáticas posibles" para aislar a Pakistán de la comunidad internacional, tras acusar al gobierno de Islamabad del atentado en la Cachemira india, en el que murieron al menos 42 policías.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores iniciará todas las medidas posibles, y me refiero a todas las medidas diplomáticas necesarias para asegurar el completo aislamiento de Pakistán en la comunidad internacional", dijo el ministro de Finanzas, Arun Jaitley.

Entre estas medidas, India eliminó este viernes los privilegios otorgados a Pakistán bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según el diario HindustanTimes.

Al menos 42 miembros de la Fuerza de Policía de la Reserva Central de India (CRPF) murieron este jueves en el atentado con coche bomba, considerado el peor de la historia de la región de Cachemira India.

El vehículo, con 350 kilogramos de explosivos y conducido por un suicida identificado como Adil Ahmad, estalló al paso de un autobús que transportaba a uniformados y se dirigía a Srinagar, la capital regional, de acuerdo con el diario The Times of India.

El atentado fue reivindicado por el portavoz del grupo terrorista Jaish-e-Mohammad (JeM), Muhammad Hassan, a través de un comunicado enviado a la agencia local Global News Service (GNS).

Tras el atentado, el Ministerio de Exteriores indio señaló en un comunicado directamente a Pakistán por “dar apoyo” a JeM, con base en el país vecino y “proscrito por Naciones Unidas”.

“Este grupo terrorista es liderado por el terrorista internacional Masood Azhar, al que el Gobierno de Pakistán ha otorgado total libertad para operar y expandir su infraestructura de terror (…) con impunidad en la India y otros lugares”, sentenció, por lo que pidió al país vecino que “detenga” ya ese apoyo.

Por su parte, el Gobierno paquistaní “rechazó enérgicamente” la acusación de India de apoyar al grupo insurgente responsable del atentado con bomba en la Cachemira india, que dejó al menos 42 muertos.

“Rechazamos enérgicamente cualquier insinuación del Gobierno indio y los medios de comunicación que nos relacionan al Estado paquistaní con el ataque sin llevar a cabo investigaciones”, afirmó el Ministerio de Exteriores de Pakistán.

Las autoridades paquistaníes añadieron que el ataque “es una cuestión preocupante” y aseguraron que siempre han condenado la violencia en Cachemira, región dividida entre los países tras su independencia en 1947 y por la que han luchado en dos guerras.