Chilpancingo, Guerrero.- Mujeres indígenas, pertenecientes al Frente de Defensa Popular Francisco Villa (FDP), colocaron cruces y ofrendas en el zócalo de Chilpancingo, por las cinco mujeres de esa organización, que han sido asesinadas en los últimos años debido al conflicto armado entre dos grupos en la zona indígena de Chilapa.

Por la mañana, las mujeres indígenas comenzaron a montar una ofrenda con cruces, frutas –de esa región de Guerrero- y cruces; en ese lugar realizará un conservatorio “Tejiendo Redes”.

En los últimos años, desde la división de pueblos por la conformación de policías comunitarias, se han registrado distintos crímenes en contra de mujeres y activistas, en esa zona de la entidad.

Uno de los casos más recientes, es el de la activista Salvadora Rendón Chávez, quien en julio del año pasado visitó Chilpancingo para exigir a la Fiscalía de Guerrero que detuvieran al asesino de su esposo; al regresar a Chilapa fue emboscada y asesinada en el crucero de Cruz Verde.

Días después de la muerte de la activista, un grupo de familias de Xochitempa y Laguna Seca, en Chilapa, participaron en el funeral de Salvadora, sin embargo cuando regresaron a sus hogares, hombres armados –presuntos policías de la CRAC-, les impidieron entrar y desde entonces se encuentran refugiadas en San Jerónimo Palantla.

“Las cruces son para las activistas asesinadas de la organización, hay cinco mujeres entre ellas Salvadora Rendón, fue acribillada después de que vino a pedir justicia a Chilpancingo”.

“A las desplazadas de allá no se les ha hecho justicia, para el gobierno somos víctimas de segunda”, detalló Clemencia Guevara Tejedor, activista indígena.

Al finalizar el día, se llevará a cabo un pronunciamiento, mismo que será entregado a la Fiscalía General del Estado, para que se brinde atención a las víctimas que el gobierno de Guerrero, y sus mecanismos, no han reconocido.