México. Notimex.- El presidente Andrés Manuel López Obrador encabeza un diálogo con comunidades indígenas náhuatl y otomí, quienes al entregarle el bastón de mando, le pidieron siempre tomar en cuenta su opinión.

“En ella ponemos toda nuestra esperanza de que oiga todas nuestras inquietudes y así sea nuestra vida más llevadera.

“Le queremos decir que nos ponemos de lado suyo y hacer realidad la Cuarta Transformación”, dijo un representante de la comunidad al Ejecutivo federal.

Los indígenas le reiteraron a López Obrador su deseo de que sus formas de gobierno y costumbres sean respetadas, y que en adelante se les tome en cuenta para los proyectos que el gobierno federal emprenda.

“Juntos en todas las acciones que usted emprenda se nos escuche, se nos haga partícipes. De igual manera pido que se respete nuestras particulares formas de gobierno, nuestras costumbres”, dijo.

Francisco Pérez Luna, representante de los pueblos náhuatl, señaló al Presidente la necesidad de construir caminos y rehabilitar los existentes, en mal estado.

Entre las peticiones está la construcción de un distribuidor vial en San Pablo del Monte, así como una carretera que conecte a su municipio con San Isidro Buen Suceso.

Además de la ampliación de servicios básicos como agua, drenaje, energía eléctrica, y la edificación de una planta tratadora de aguas residuales.

Sobre las garantías políticas, Pérez Luna pidió a López Obrador la garantía del respeto a las autoridades comunitarias y a su forma de gobierno.

En seguridad, le pidieron más presencia de los efectivos federales y fortalecimiento de las policías locales a fin de combatir la trata de personas y el secuestro, y la protección al envío de remesas.

“Que el pensamiento y la memoria de nuestros abuelos y la madre tierra alumbren su camino”, subrayó Pérez Luna.