El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) tomará el control del proceso local en el estado de Durango, debido a que el Organismo Público Local (OPLE) enfrenta problemas internos que ponen en riesgo la elección.

En un acuerdo sin precedente y a 23 días de proceso electoral, el personal del INE revisará el desempeño de los servidores públicos de las áreas ejecutivas de dirección del OPLE de Durango, quienes serán removidos y remplazados por personal del instituto nacional.

En la sesión extraordinaria, el presidente del Organismo Público Local (OPLE) en Durango, de considerarlo necesario, puede solicitar el auxilio de funcionarios del INE -dotados de fe pública- para acompañar su trabajo durante el proceso comicial que se desarrolla.

Para ello, el presidente del OPLE deberá presentar al órgano electoral, en un plazo no mayor a 48 horas, un informe respecto del desempeño de los titulares de las áreas ejecutivas y de la Secretaría Ejecutiva de ese organismo electoral local.

El proyecto fue aprobado en lo general por nueve votos a favor y con el voto en contra de los consejeros Pamela San Martín y José Roberto Ruiz Saldaña.

Al respecto, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, explicó que con estas acciones el Instituto busca “blindar la autonomía del OPLE frente a una eventual intromisión de actores políticos o de otra índole de plano local”.

Asimismo, “desplegar una supervisión del trabajo que le corresponde por ley desarrollar a los Órganos Públicos Locales Electorales”, añadió.

Córdova Vianello precisó que el INE “no solamente tiene la potestad constitucional de nombrar a los integrantes de los OPLE”, sino también iniciar procesos de destitución “si su actuación no se apega a los principios rectores de la función electoral”.

Destacó que a 23 días de la jornada electoral en 14 entidades del país, el INE “tiene una corresponsabilidad constitucional de la buena llegada a puerto de todas las elecciones en los estados”.

Por ello, enfatizó, el consejo general plantea el ejercicio de la facultad de atracción “para analizar la designación y el desempeño de los servidores públicos que son titulares de las áreas ejecutivas de dirección” del OPLE en Durango.

La consejera Pamela San Martín expuso que el INE carece de atribuciones para ejercer una atribución que originariamente está encomendada a los órganos jurisdiccionales y no a los Organismos Públicos Electorales Locales.

La también presidenta de la Comisión Temporal para el Seguimiento a las Actividades de los Procesos Electorales Locales 2015-2016, dijo que es necesario que el Consejo General del INE ejerza su facultad de asumir directamente la realización de las actividades propias de la función electoral.

“Pues no sólo se nos está proponiendo el ejercicio de una atribución con la que no contamos, sino que estoy convencida que las medidas que se proponen no garantizan el efectivo desarrollo de las actividades para la organización del proceso”, concluyó.

Con información de Notimex