Ciudad de México.- Dado que el 31 de mayo vence el plazo para hacer reformas legislativas, previo al inicio del proceso comicial 2020-2021, el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tendrán que emitir criterios a falta de una norma secundaria,en materia de revocación de mandato, consulta popular y reelección.

Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, señaló lo anterior, al considerar materialmente imposible que se pueda hacer una reforma en la materia antes de concluir este mes.

Al impartir la videoconferencia “La evolución de la democracia y su desafío de cara al 2021”, resaltó que la autoridad electoral tiene que aplicar nuevas normas constitucionales durante las elecciones del próximo año, pero como ya no hay tiempo para aprobar y publicar una ley secundaria antes de que se inicien los 90 días previos al comienzo del proceso comicial, el INE y el TEPJF tendrán que ejercer su facultad reglamentaria.

Recordó que la preparación de las elecciones arranca formalmente en la primera semana de septiembre, por lo que el domingo 31 de mayo fenece la posibilidad de realizar alguna reforma legislativa.

En la conferencia organizada por las fiscalías Especializada en Delitos Electorales (FEDE) y General de la República (FGR), Córdova Vianello precisó que, ante la imposibilidad de nuevas reformas electorales, con las reglas actuales, el INE puede ir a la organización de los comicios.

“Son reglas suficientes para permitir un arbitraje y una organización de elecciones con la calidad necesaria para que nuestra democracia se recreé y se consolide”, subrayó.

El consejero presidente reconoció que las finanzas públicas del país se verán afectadas por la crisis económica derivada de la contingencia sanitaria, pero destacó que es importante que las autoridades electorales cuenten con los recursos indispensables para ejercer sus funciones.

Será importante construir presupuestos acordes a la lógica de austeridad, como también será que las instancias legislativas tengan la sensibilidad de no poner en riesgo las elecciones por una cuestión presupuestal, expuso.

El despliegue operativo que el INE o instancias como la FEDE o los Organismos Públicos Locales Electorales deben realizar durante las elecciones, requiere contar con suficiencias presupuestales. “De otra manera podríamos entrar en una etapa en la que las elecciones podrían ser cuestionadas por no haber podido cumplir todos los parámetros establecidos en las leyes”, añadió.

Córdova Vianello también hizo votos para que el proceso de designación de los nuevos integrantes del Consejo General del INE suspendido por la pandemia, pueda concluirse a la brevedad.

Explicó que hay muchas decisiones del Consejo General del INE que requieren al menos ocho de 11 votos, como la designación de consejeros electorales de los OPLE, el nombramiento de altos funcionarios del Instituto, la atracción de una elección local y ejercer su función reglamentaria para establecer criterios aplicables tanto en el ámbito federal como local.

Con información de El Universal