México.- La inflación tocó su mejor nivel de los últimos dos años y medio al registrar una tasa anual de 3.84% durante la primera quincena de julio, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Dicha tasa no se había visto desde la última quincena de diciembre del 2016, previo a la liberación de los precios de las gasolinas, ocurrido en enero del 2017, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, que llevó a la inflación a niveles superiores del 4%, durante todo ese año.

Hoy el Inegi informó que en los primeros 15 días de julio, la inflación subyacente, la cual se obtiene eliminando del cálculo del Índice Nacional de Precio al Consumidor (INPC) los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado, tuvo una variación anual del 3.81%.

Mientras que la no subyacente se colocó en 3.92%. Este tipo de inflación solamente integra a los productos agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno, las cuales tienen la característica de ser más volátiles.

En la primera quincena de julio, los productos que más aumentaron sus precios fueron el pollo, la cebolla, la gasolina de bajo octanaje, el transporte aéreo, el aguacate, la naranja, la papa y otros tubérculos, principalmente.

En contraste disminuyeron los costos del jitomate, la uva, el chayote, el huevo, cremas para la piel, el gas doméstico LP, el tomate verde, así como otros alimentos cocinados.