México.-Recientemente Rusia se ha visto conmocionada por el caso de la influencer Ekaterina Didenko, quien quedó viuda y provocó la muerte de dos de sus invitados al aventar hielo seco dentro de una piscina. A pesar de la tragedia vivida en su fiesta de cumpleaños, esta blogger sigue acumulando seguidores.

Todo comenzó en la fiesta de cumpleaños #29 de Ekaterina Didenko en Moscú. En la celebración había una alberca y la influencer decidió llenarla de hielo seco para crear un efecto espectacular con el vapor.

El problema fue que el hielo seco en combinación con el agua, generó dióxido de carbono, provocando la muerte de tres personas. El esposo de Ekaterina, Valentin Didenko y otros dos invitados, Natalia Monakova y Yuri Alferov, fueron las víctimas del accidente.

En redes sociales, hay videos que muestran el momento en el que el hielo es colocado en el agua. A pesar de que los invitados usaron ropa protectora, esto no previno que fueran envenenados y ahogados por los gases liberados.

El hielo seco está compuesto de dióxido de carbono y produce vapor al entrar en contacto con el agua. En espacios mal ventilados, puede elevar los niveles de dióxido de carbono en la sangre hasta ser mortales.

La influencer que capitalizó su tragedia

Sin embargo, la controversia no termina ahí. Ekaterina Didenko publicó un video explicando la tragedia y ha continuado sus actividades en redes sociales. Desde la noche del accidente hasta ahora, sus seguidores en Instagram han crecido de 500 mil hasta 1.5 millones.

Además, la influencer y sus amigos aparecerán en un talk show muy popular en Rusia, ya que su caso se ha convertido en la última sensación viral, algo que ha sido criticado como una falta de respeto hacia las víctimas.

Ekaterina también subió otro video en el que le da a su hija de cuatro años una muñeca como regalo de su padre fallecido. La influencer afirmó que ya tuvo la oportunidad de hablar con tres psicólogos acerca de la tragedia.

Además de ser influencer, Ekaterina es química farmacéutica e incluso ha subido a las redes sociales algunos videos de ella haciendo experimentos científicos con su hija. Las autoridades rusas abrieron un caso contra Ekaterina por el delito de muerte por negligencia.