El reconocido profesor Rodolfo Álvarez Ayvar ingresó ayer al Salón y Museo de la Fama del Deporte de Guerrero, en una ceremonia celebrada en el Centro Cultural Acapulco, a la cual asistieron, familiares, autoridades y amigos.

Álvarez Ayvar fue entrenador de defensa personal y artes marciales de muchas generaciones de acapulqueños, y falleció el 6 de mayo de 2014 a causa de un infarto cerebral.

A nombre de la familia del entrenador, su hija, Pamela Álvarez Sosa, resaltó que su padre forjó tres generaciones de atletas en diversas artes marciales y defensa personal a lo largo de tres décadas, pero sobre todo, promovió los preceptos de la humildad y la perseverancia para alcanzar un objetivo.

"Él tenía el sueño de ser reconocido", dijo Álvarez Sosa, quien recordó una de las frases de su padre: "La simplicidad es el fin del arte y el principio de la naturaleza".

El ahora integrante número 41 elegido del salón de la fama, nació en Acapulco el primero de octubre de 1947 y fundó su propia escuela, la academia IMB de Artes Marciales, ubicado en el interior del Club de Golf.

El extinto profesor, quien contaba con 45 años de trayectoria profesional, fue galardonado en marzo del 2008, en la ciudad de Cebu, Filipinas, en reconocimiento a su trayectoria y aportaciones al sistema de kali eskrima, arte marcial originario de ese país.

Rodolfo Álvarez Ayvar inició en 1985 la defensa personal para mujeres; en 1992, inventó la técnica del Arco de Acero, que lo impulsó al salón de la fama internacional de las artes marciales en 2008, en Estados Unidos.

Álvarez Ayvar incursionó en los medios de comunicación, escribió más de 3 mil artículos para diferentes diarios del puerto y durante 17 años realizó cápsulas para televisión sobre defensa personal.

Además, Álvarez Ayvar fue uno de los alumnos de Richard Bustillo, discípulo de Bruce Lee y de acuerdo con el diario La Jornada, fue el primer mexicano en el Salón de la Fama de las Artes Marciales en San Diego, Estados Unidos.

Durante su intervención, el presidente del Patronato del Salón de la Fama, Carlos Reyes Paris, señaló que Álvarez Ayvar se distinguió durante su vida por inculcar la disciplina, los valores a través del deporte y el amor por las artes marciales.

Además, Reyes Paris subrayó que el Salón y Museo de la Fama del Deporte en Guerrero fue inaugurado hace exactamente hace 17 años.

"Te voy a confesar que eso es lo que más me duele, porque en otros lugares me han reconocido y no aquí", dijo Álvarez Ayvar durante su última entrevista en vida.

En la misma, "El profe" dijo que las autoridades no apoyaban a los deportistas para las competencias, "antiguamente el deporte era totalmente apoyado, existieron grandes deportistas, siempre ha habido madera de donde echar mano, simplemente se abandonó", señaló entonces.