México.- El despliegue de cientos de efectivos de la Guardia Nacional (GN) logró persuadir este sábado a los poco más de tres mil 500 migrantes que esta mañana intentaron entrar por la fuerza a través de los cruces fronterizos de Suchiate, en Chiapas, y El Ceibo, en Tabasco.

Durante alrededor de una hora, en los dos cruces cientos de migrantes se juntaron en las rejas que dividen ambas naciones y empujaron, lanzaron objetos e intentaron tirar las rejas, como lo habían hecho en caravanas anteriores.

Sin embargo, el fuerte despliegue de elementos de la Guardia Nacional los repelió e impidieron que lograran entrar de manera masiva.

Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) les explicaron que solo de manera ordenada se les permitiría el paso a quienes quisieran entrar a México cumpliendo los requisitos marcados por las leyes mexicanas.

Y es que desde el viernes, cientos de integrantes de la Guardia Nacional arribaron a la frontera sur y se han desplegado en las instalaciones migratorias de los cruces formales y en otras zonas donde los migrantes pudieran intentar pasar de manera no regulada.

El despliegue fue supervisado por el titular del INM, Francisco Garduño, quien advirtió que las autoridades tienen la capacidad para atender la seguridad de la frontera sur.

"Hay capacidad para aplicar la ley. Es una migración que será como establece la ley", dijo.

Insistió que únicamente podrán entrar quienes cumplan los requisitos legales demandados por México.

“No es de que entran y se les dé un boleto del metro, no. Tienen que hacer una serie de requisitos y esperar los términos de ley para que la autoridad migratoria decida lo procedente”, abundó.

Fue alrededor de las 10:00 horas cuando decenas de migrantes aceptaron esta opción y pidieron su acceso a México entregándose a agentes del Instituto, quienes los trasladaron a la Estación Migratoria Siglo XXI. En ese sitio, los migrantes deberán solicitar refugio o alguna visa autorizada por la administración federal, ello de acuerdo con la situación particular de cada persona.

De acuerdo con cifras del Gobierno de Guatemala, que ha registrado el número de migrantes de Honduras que han entrado el país, el miércoles entraron 760 hondureños por el cruce de Agua Caliente; 300 por el de Corinto y otros 400 por vías no autorizadas.

Un día después, entraron mil 483 personas por Agua Caliente y unas 400 por cruces no autorizados.