Ciudad de México,(EFE/AP) .-La batalla legal entre el actor estadounidense Johnny Depp en contra del diario británico “The Sun” por difamación dio inicio este martes en el Tribunal Supremo de Londres.

Durante la primera audiencia, en la que también estuvo presente Amber Heard, la defensa del protagonista de Piratas del Caribe aseguró que “no es y nunca ha sido un maltratador de mujeres”.

La Corte británica sirvió de escenario para el reencuentro de la actriz de 34 años y al histrión de 57, que se divorciaron en medio de una conflictiva separación hace tres años.

Deep llegó al encuentro con el rostro cubierto por un pañuelo oscuro y gafas de sol por la entrada principal; mientras que Heard arribó por la puerta trasera al recinto y también con la cara cubierta por un paliacate rojo.

Con la querella interpuesta por la estrella de Hollywood contra el grupo News Group Newspaper, propietaria del periódico sensacionalista “The Sun” y contra su director ejecutivo, Dan Wootton, busca limpiar su reputación”, ya que fue señalado como “golpeador de esposas”.

David Sherborne, abogado de Johnny Depp, remarcó que el caso no es para su cliente “una cuestión de dinero”, sino de “justicia”.

“No será ninguna sorpresa escuchar que éste no es un caso de dinero, se trata de justicia. Johnny Depp lo ha dejado claro en varias audiencias. Ha venido aquí para limpiar su reputación”, subrayó el letrado.

De acuerdo con el defensor, la actriz “se inventó historias de violencia grave” que fueron retomadas por la publicación para un artículo en el que que se dieron por verídicas todas las acusaciones hacia Depp, quien “no atacó a Amber Heard en esas ocasiones ni en ninguna”.

”Heard se ha inventado esas historias de violencia grave. Él no es y nunca ha sido un maltratador de esposas. De hecho, sostiene que fue Heard quien comenzó las peleas físicas, quien le dio puñetazos o le golpeó (y hubo poco que pudiera realmente hacer él para frenar esto); ella fue la agresora, no él”, indicó.

Durante esta primera audiencia, el actor tuvo la oportunidad de sentarse en el banquillo donde calificó a su ex pareja como sociópata calculadora y narcisista, además recordó cuando le cortó el dedo pulgar y defecó en su cama, esto último fue lo que lo impulsó a divorciarse.

“No fue hasta mucho después que entendí que tenía una agenda, es decir, casarse conmigo para progresar en su propia carrera y / o beneficiarse económicamente, y supo cómo llevarla a cabo”, mencionó frente al estrado.

“Ella es una personalidad límite calculadora y diagnosticada; ella es sociópata; ella es narcisista; y ella es completamente deshonesta emocionalmente”, agregó.

Sobre la ocasión que encontró excremento dijo que Amber “o posiblemente uno de sus amigos” defecaron en su cama, aunque su ex mujer lo describió como “solo una broma inofensiva”.

También admitió que desde su juventud ha consumido diferentes sustancias tóxicas, pero en ningún momento ha tenido un comportamiento “destructivo y violento”, así como problemas para controlar su ira.

“Mi experiencia con el alcohol y los estimulantes comenzó a una edad muy temprana. No era una vida hogareña particularmente estable o segura, había muchas cosas desagradables en la casa”, declaró el actor, según el Daily Mail.

“Recuerdo que mi madre solía pedirme que tomara sus píldoras nerviosas. Alrededor de los 11 años me di cuenta de que estas píldoras calman tus nervios y las traje a casa y tomé una. Eso comenzó lo que era la única forma de adormecer el dolor”, añadió frente al estrado.

Es probable que otros testigos incluyan a las ex novias de Depp, Vanessa Paradis y Winona Ryder, quienes presentaron declaraciones en apoyo del astro de Piratas del Caribe.

Depp y Heard se conocieron en el plató de la comedia de 2011 The Rum Diary y se casaron en Los Ángeles en febrero de 2015. Dos años después se divorciaron.