México. Notimex.- Este martes inició la demolición del Penal de Topo Chico, considerado en su momento uno de las más peligrosos en el país, debido a enfrentamientos entre grupos criminales, motines y extorsiones, tanto en el interior como en el exterior.

Máquinas demoledoras y trascabos se observan en videos durante los trabajos para derrumbar las celdas que un día ocuparon reos de distintas peligrosidades.

El pasado 30 de septiembre de 2019, el gobierno de Nuevo León realizó una ceremonia oficial para el cierre definitivo del penal de Topo Chico, tras 76 años de vida, ya que fue construido e inaugurado en 1943.

Las autoridades del estado trasladaron a los más de dos mil 673 reos de esta cárcel al penal de Apodaca.

Una vez que acabe el proceso de demolición en el terreno, de aproximadamente ocho hectáreas, se construirá el Archivo General del Estado y un parque público.