La tarde de este lunes inició el curso para los asistentes de la Coordinación de Movilidad y Transporte de Acapulco, cuyas actividades primordiales serán en torno al sistema de transporte Acabús.

Los asistentes tendrán que supervisar los carriles confinados al Acabús, así como llevar un registro de los accidentes que se presenten, ya sean choques con automovilistas o atropellamientos.

El encargado de despacho de la Coordinación, Eutimo Rodríguez Maganda dijo que se contratará y acreditará a un grupo de 50 trabajadores que gozarán de un sueldo equivalente al que gana un asistente turístico.

El curso inició esta tarde en el Parque de La Reina, y terminará el 31 de mayo, fecha en que se tiene contemplado el arranque del Acabús; a este evento asistieron poco más de 60 jóvenes con titulo universitario.

El objetivo del curso es capacitar a los jóvenes en temas de vialidad, seguridad y, así como el funcionamiento del Acabús. Los aspirantes llevarán su curso en las instalaciones del Fuerte de San Diego y el Parque La Reina.

El funcionario municipal adelantó que, a partir de diciembre, se trabajará en la desincorporación de la Policía Vial y la Coordinación de Movilidad y Transporte.

En otro tema, Rodríguez Maganda informó que la Coordinación de Movilidad y Transporte cuenta con un presupuesto de 41 millones de pesos para ser ejercidos este año, aunque es un presupuesto en conjunto con la Policía Vial.

Habló del convenio que firmó la Organización de las Naciones Unidad con diferentes países como México y sus municipios, específicamente Acapulco, para el fortalecimiento de la movilidad y cultura vial del 2011 al 2020.

Detalló que a nivel mundial, por atropellamientos o accidentes viales, se pierden 500 mil millones de pesos anuales.

En Acapulco, dijo, ya se inició un estudio para conocer el número de atropellamientos anuales y el costo que provocan.

Lugares como el bulevar Vicente Guerrero, dijo, tienen el mayor índice de atropellamientos por ir a alta velocidad, porque no respetan el reglamento de tránsito o que "el automovilista crea que tiene mayor derecho que el peatón".

Ofreció ubicar los segmentos precisos de donde ocurren los accidentes, y dijo que se necesitan colocar más anuncios de "ceda el paso al peatón", porque actualmente no hay en Acapulco.

"Había, hace muchos años, pero se fueron destruyendo y se les tiene que dar mantenimiento y reponiéndolos", recordó.

El evento fue presidido por el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre y acompañado por el síndico procurador, Ilich Lozano Herrera; el jefe de asesores, Alberto López Rosas; el asesor de seguridad Manuel Flores Sonduk y regidores.

Ahí, se habló del programa La calle es de todos, para que personas discapacitadas y transeuntes se puedan mover con facilidad.

Durante su participación, el alcalde dijo que su gobierno está innovando y atendiendo el "reto de una transición que podría ser compleja si no se atiende con tiempo", en relación a la llegada del Acabús.

"Los trabajadores son la aportación que hacemos al tema de la movilidad", expuso.