Ciudad de México.- Un juzgado federal con sede en Cuernavaca, Morelos, vinculó a proceso a dos de las cocineras de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, afirmó Sur Digital.

De acuerdo al medio, ambas fueron detenidas el pasado ocho de enero en el fraccionamiento Las Palmas, en Los Mochis, Sinaloa, mismo día en que se detuvo al capo.

Ambas son identificadas como C.S.S. y L.A.V., de 33 y 44 años de edad, y originarias de Durango.

A las mujeres las arrestaron durante el operativo de la Marina Cisne Negro, y las encontraron portando armas de fuego y chalecos antibalas.

Según Sur Digital, las mujeres tienen la escolaridad primaria y trabajaban desde hace ocho años para el capo.

“Su función era hacer la comida y limpiar las casas donde se ocultaba Joaquin Guzmán fuera en la Sierra, en ranchos o en unidades habitacionales”, indica dicho medio.

La juez oral federal de Cuernavaca abrió el proceso penal contra las dos mujeres por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y portación de arma de fuego.

Además, declinó su competencia del caso y ordenó se enviará a Sinaloa, estado donde fueron detenidas las mujeres, por considerar que el Centro Federal Femenil ubicado en Coatlán del Río, no es una prisión de máxima seguridad y puedan tener proximidad con sus familias

El Ministerio Público Federal de la Procuraduría General de la República (PGR), tendrá seis meses para investigar pruebas en México, Colombia y Estados Unidos que ayuden a fortalecer la acusación en contra de las cocineras.