México.- En una decisión de última hora y que causó sorpresa, el Ejecutivo decidió posponer hasta el 1 de febrero la presentación formal del paquete de iniciativas en materia de procuración y administración de justicia, luego de que ayer circularon borradores con propuestas que incluían figuras como el arraigo para todos los delitos, retenciones en caliente, cateos, intervención de comunicaciones y eliminar facultades del Poder Judicial para investigar a jueces corruptos, entre otras.

Ante los coordinadores parlamentarios de todas las bancadas en el Senado; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el fiscal general de la República, Alejandro Gertz, y el jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, el coordinador de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, garantizó que esta cámara no votará nada que viole los derechos humanos.

Aunque estaba previsto que este miércoles se entregaran las iniciativas para ser turnadas a la Comisión Permanente, el fiscal Alejandro Gertz desglosó el contenido de los nueves proyectos, pero dijo que será hasta el 1 de febrero cuando se presenten de manera formal.

Este miércoles se dieron a conocer los contenidos de estas iniciativas, entre los que se incluían la creación de una superfiscalía con atribuciones tanto de la SSC como de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

Monreal garantizó que el Senado no va a aprobar nada que afecte los derechos fundamentales.

“Les comentamos que no impondremos normas que afecten derechos fundamentales, escucharemos a todos, intelectuales, académicos, investigadores, sociedad civil, organismos no gubernamentales, colectivos y creemos que, en la construcción de las normas jurídicas, en los nuevos proyectos de modificación constitucional y legal, sí nos podemos poner de acuerdo”.

Dijo que hay la voluntad de analizarlo, de revisarlo y esta cámara actuará con toda responsabilidad y seriedad en la dictaminación.

“Construiremos, mediante un amplio consenso, la normatividad que el país y la ciudadanía exigen. El análisis de las propuestas, una vez que nos la envíen formalmente, será amplia y será mediante los mecanismos que hemos adoptado últimamente, que es el Parlamento Abierto”.

Dejó en claro que el Senado no se va a apresurar en esta discusión, ni va a opinar de proyectos que no se conocen de manera formal, “porque queremos otorgarle a la ciudadanía instrumentos jurídicos que permanezcan y que sean eficaces para poder enfrentar con éxito el problema de la inseguridad, de la impunidad, el problema de la violencia”.