Acapulco, Guerrero.- El secretario de Finanzas y Administración municipal, Merced Baldovinos Diego, no descartó defenderse ante la petición que hizo el miércoles pasado el Congreso local a la Auditoría General del Estado (AGE), para que remita un informe de las cuentas públicas durante su administración como alcalde de Coyuca.

En entrevista con Bajo Palabra, Baldovinos reprochó que esos señalamientos son se hagan “hasta ahorita”, cuando está en medio del tema del empréstito de los 158 millones para el Ayuntamiento de Acapulco.

“Haré uso de mis derechos fundamentales basados en la Constitución. No lo quiero decir porque es mi defensa pero obviamente ante una injusticia por supuesto que cualquiera (actuaria)”.

“Después de cinco, ocho, nueve años, ¿por qué precisamente en este momento? Están dañando mis derechos. No estoy pensando en otra cosa, solamente estoy pensando en hacer bien mi trabajo”, dijo.

Por lo que recalcó que la petición, propuesta por el diputado priista, Samuel Reséndiz, del grupo Añorvista, sea “netamente político”.

Este miércoles, el Congreso del estado hizo un nuevo exhorto al gobierno de Acapulco  para que envíe al Poder Legislativo el expediente con la información de la contratación del crédito por 158 millones de pesos,

En el caso particular de la AGE, según un documento que entregó a Bajo Palabra, se informa que el auditor, Alfonso Damián Peralta, con fundamento en el artículo 150 y 151 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero, constató que no se encontró registro de inhabilitación en contra del actual secretario de Finanzas de Acapulco.

El documento se otorgó a dos días del mes de marzo del 2015 a petición del ahora secretario de finanzas del ayuntamiento de Acapulco.

Por otro lado, también rechazó que los espectaculares colocados en los municipios de Coyuca de Benítez y Acapulco, en la que se promociona su imagen, sea un destape político rumbo al 2018.

Este jueves, se informó en Bajo Palabra que fueron colocados espectaculares en diversos puntos de Coyuca de Benítez, en donde aparece la portada de una revista con una entrevista del funcionario.

Sin embargo, de acuerdo con el propio funcionario, esa publicidad no tiene tintes electorales.